Viernes, 26 Octubre, 2012 - 13:49

Al Tribunal de Cuentas
Avenida Urquiza: municipio detalló que "no existió sobreprecio"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sostienen
que los datos que recibió el Tribunal tienen "error, omisión y falsedad".

mediante un comunicado el muinicipio indicó que el Secretario de Obras y Servicios Públicos de la Municipalidad de Resistencia ratificó que "no existen imputaciones al municipio por la obra de avenida Urquiza" y que "se ha contestado detalladamente el informe preliminar del técnico del Tribunal de Cuentas demostrando, punto por punto, los errores de apreciación del profesional al abordar subjetivamente el análisis de costos". Por lo tanto está "fehacientemente demostrado que no existen sobreprecios en esta ni en ninguna obra municipal".



En el informe remitido al Tribunal de Cuentas el 16 de octubre pasado, la Municipalidad "rechaza en todos sus términos el contenido del informe técnico atento a la existencia de serios errores técnicos conceptuales, de interpretación y de valoración que agravian la seriedad, transparencia y veracidad de la función desarrollada por esta Secretaría de Obras y Servicios Públicos y de los funcionarios y agentes intervinientes".




La presentación ratifica que "al ser equívocos los informes del ingeniero Goyechea, los actos que se dicten en consecuencia y que tengan como sustento los anteriores, caerán en el mismo vicio: error, omisión, falsedad y nulidad".



Allí queda claro ?aseguró Bonfanti- que las apreciaciones personales del Fiscal Goyechea caen por su propio peso desde el principio al apoyarse en el Presupuesto Oficial que no es determinante en la obra sino un elemento del Llamado a Licitación ya que es el análisis de precios de la empresa que resulta adjudicataria de la obra, lo que en realidad forma parte del contrato".


"Además ese presupuesto oficial está elaborado por técnicos municipales que desarrollan estos análisis de costos desde hace muchos años y que han demostrado su categoría y responsabilidad, mientras que un fiscal hizo un análisis subjetivo, erroneo y apoyado en una estimación de un porcentaje de la obra que ha quedado claro que es poco serio y poco veraz"


CONCEPCIÓN DE LA OBRA

Teniendo en cuenta el dictamen del fiscal auditor de la DCOP y sobre la base de lo informado por los profesionales de obras públicas del Municipio, se estima conveniente que la respuesta se inicie desde la concepción misma de la obra que es resultado de la planificación, de los estudios, de los cómputos, de los presupuestos, de los pliegos y de las condiciones desarrolladas y elaboradas por las áreas técnicas de la Municipalidad de Resistencia a través, de un equipo técnico interdisciplinario de aprobada y extensa trayectoria, en conjunción con el cumplimiento de las condiciones y requisitos establecidos por la legislación Nacional, Provincial y Municipal.



ESTIMACIÓN TOTAL DE LA OBRA

No resulta apropiado ni razonable ? como lo efectúo el auditor- , analizar un porcentaje de la obra (67,55%) y extender sus conclusiones, por analogía, al 100% de los rubros comprensivos de la misma, sencillamente por tratarse de una cuestión compleja, obra de naturaleza y características totalmente disímiles a otras obras, donde cada rubro cuenta con su detalle y apreciación en particular. Permitir este tipo de asimilaciones y generalizaciones, claramente vicia de excesos y desaciertos las conclusiones arribadas, máxime cuando las conclusiones parciales del auditor de la DCOP resultan erradas, parcializadas y subjetivas desde el inicio, lo que provoca como consecuencia su proyección a todos los actos y conclusiones posteriores errados y alejados de la realidad".



LOS CRITERIOS DEL AUDITOR

El auditor al realizar su análisis, toma como base criterios comparativos no aplicables al caso, combinando de manera errónea los mismos, tratándose de una obra "hidráulica-vial".



Por lo tanto el auditor incurrió en una serie de equívocos y omisiones esenciales lo que ha derivado en tener como existentes hechos o antecedentes inexistentes y falsos (aplicando porcentajes errados, omitiendo considerar la aplicación de legislación obligatoria en mano de obra, generalizando materiales cuando por las características de la obra hacen necesaria ciertas distinciones, variación de criterios de calidad y cantidad de personal sin fundamento, etc.)



ERRORES DEL TÉCNICO AUDITOR

El análisis erróneo, se agudiza con las afirmaciones de la Dirección de Control de Obras Públicas, cuando expresa "el Municipio se aparto de los valores de la escala salarial de la UOCRA", pues conforme se acredita en el rubro específico de mano de obra de esta presentación, dichos valores se tomaron como base para la estimación, a lo cual se adicionó los demás conceptos establecidos por leyes generales y especiales en la materia en trato, omitidas por el auditor de la DCOP en su análisis.




Con relación al item PAVIMENTO DE HORMIGON (calzada de hormigón simple e=0,18m), la afirmación de la inclusión indebida de dos tipos de hormigón es propia de un análisis realizado en gabinete, evidentemente ignora que los trabajos en obra requieren ambos sistemas según se trate del tipo de obra que se este ejecutando, por ejemplo calzada o tapa de conducto.



Igualmente afirma la existencia de un traslado erróneo de valores obtenido en el análisis de precios del item pavimento de hormigón simple, cuando en realidad el auditor ha evaluado erróneamente las dimensiones del trabajo a ejecutar y conforme han sido explicitado en la parte pertinente de este responde.


En el item encofrado de conductos, la diferencia apuntada por el fiscal de la DCOP surge de la incorrecta apreciación de los materiales.. En el sub item Base asiento h-13e=0,20 y sub item hormigón tipo h-21, las aseveraciones realizadas respecto del desvío de valor, es el típico caso del análisis de un trabajo no interpretado ni evaluado conforme serán las verdaderas condiciones del terreno para su ejecución, entre otros aspectos.


CONCLUSIONES

Finalmente, analizado el informe realizado por el Fiscal Auditor, Ingeniero Carmelo R. Goyechea e informe de la DCOP, en relación al pedido de intervención efectuado por los Concejales del Bloque Justicialistas sobre la obra de referencia, corresponden las siguientes consideraciones:



La obra se realiza por un Fideicomiso, encomendándose a la Municipalidad todo el proceso Licitatorio, el cual se desenvolvió por el proceso de licitación pública en modalidad de Ajuste Alzado.




Queda absolutamente demostrado que en todo el proceso de licitación pública, las ofertas no compiten con el presupuesto oficial sino que compiten entre sí y el presupuesto es solo una apreciación o estimación. El análisis de precios de la Municipalidad no es parte del proceso sino una labor interna de la administración previa a la licitación.


La Municipalidad ha respondido en tiempo en forma cada una de las requisitorias que dicho organismo provincial efectuara. No obstante, recién fue informada del informe interno de Goyechea con posterioridad a la publicación del tema en trato en medios periodísticos.



El obrar realizado por el Municipio es correcto. Avalan todo ello el equipo interdisciplinario que ha intervenido, las experiencias y antigüedad en todo este tipo de cuestiones, el procedimiento adoptado, la idoneidad y especialidad de las personas intervinientes.


Las observaciones del auditor, en toda su extensión obedecen a criterios subjetivos propios, sin que pueda hablarse de una prueba objetiva contundente que acredite haberse incurrido en algún exceso o distorsión. La disparidad de criterios subjetivos (sin sustentos objetivos que corroboren la certeza de uno y el desacierto de otro), de manera alguna autorizan a emitir un juicio de valor sobre el obrar de esta comuna, convirtiendo dichas apreciaciones o actos en irrazonables, desproporcionados y arbitrarios.



A ello se le debe sumar que el auditor realiza, su personal análisis de la obra, con total prescindencia del principio de objetividad que debe imperar en este tipo de intervenciones, arribando a una conclusión y/o resultado que difiere de la realidad y calificando a todo aquello que evalúa y se aparta de la misma como "erróneo", "excesivo y distorsivo".




NO HIZO TRABAJO DE TERRENO

Cabe en este punto dejar en claro que el análisis, estudio y evaluación que realizó el fiscal auditor, lo fue sobre la base de la documentación técnica que tuvo en su poder, atento que el mismo NUNCA SE CONSTITUYÓ "IN SITU" en la obra, pese a que la misma se ejecutó en forma paralela a su auditoría, hecho que le hubiera permitido tener conocimiento directo y real de la obra en sí, de las metodologías de trabajo implementadas, las cuadrillas de operarios que trabajaban, los equipos empleados, la dosificación de los materiales y fundamentalmente el asesoramiento de los técnicos intervinientes (de la municipalidad y de la empresa) frente a cualquier duda que pudiere tener.




Evidentemente, el "trabajo de gabinete" que llevó a cabo el señor fiscal auditor, constituye el motivo que determinó que arribara a una conclusión equivocada, no ajustada a la realidad, en total y grave afectación a los derechos de la Municipalidad de Resistencia, y en definitiva de la comunidad, especialmente la beneficiada por la obra que a la fecha se encuentran completamente confundida sobre el tema dada la publicidad que se dio en los distintos medios.