Miércoles, 12 Septiembre, 2012 - 09:56

Encuentran a un chico de 16 años muerto, enterrado y encadenado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Un adolescente de 16 años que había sido visto por
última vez en Catamarca, fue encontrado bajo un montículo de arena y
cubierto con una lona de pileta en la casa de un amigo al que había ido a
visitar.
Al parecer, se trató de un ajuste de cuentas y hay tres
detenidos por el hecho.
Un adolescente de 16 años que estaba desaparecido
desde el domingo fue encontrado enterrado y encadenado en una casa de la
capital catamarqueña y por el crimen detuvieron a tres sospechosos,
informaron fuentes policiales y judiciales. Se trata de Leandro Exequiel Centeno (16), cuyo cadáver fue
hallado bajo un montículo de tierra cubierto con una lona de pileta, en
el garaje de una vivienda situada en la calle Corrientes al 200, entre
Lavalle y General Paz, a unas 20 cuadras de la ciudad de Catamarca.

Fuentes policiales informaron que el adolescente había sido visto con
vida por última vez el domingo cuando salió de su casa a visitar a un
amigo que vive en la mencionada casa de la capital catamarqueña. Al no regresar, la familia de Centeno hizo la denuncia ante la
Policía que comenzó a buscar al chico hasta que en horas de la tarde lo
halló semienterrado y encadenado en sus extremidades en la vivienda del
amigo al que supuestamente había ido a visitar. Según las fuentes, los forenses estimaron que la víctima fue
asesinada anoche cuando recibió mazazos y otros golpes, aunque la
mecánica de la muerte será determinada a través de la autopsia que se
realizará en las próximas horas.
En el procedimiento que permitió hallar a la víctima estuvo presente el jefe general de la policía provincial, Juan José Palomeque, y gran parte de la plana mayor de la fuerza. Las fuentes señalaron que tras el hallazgo quedó detenido el amigo de
Centeno que vive en la casa donde se encontró el cadáver y otros dos
adolescentes integrantes de la misma familia que el primero, todos
menores de edad. En tanto, voceros judiciales explicaron que otras dos personas son
buscadas por su presunta vinculación con el crimen y que se cree que
huyeron hacia la provincia de La Rioja en un remís.
La principal hipótesis que manejan los investigadores apunta a que el homicidio de Centeno se trató de "un ajuste de cuentas" y que la propia víctima integraba junto a los ahora detenidos "una banda dedicada a la venta de drogas y robo de motos", dijo uno de los pesquisas. "Sus propios compañeros lo habrían ultimado", precisó el investigador consultado, quien señaló que el motivo de la disputa habría sido una moto marca Honda presuntamente robada que el amigo de Centeno le reclamaba a éste. De hecho, se cree que el amigo había amenazado de muerte y por mensaje de texto a Centeno para que le entregara ese rodado. Y en ese sentido, los pesquisas determinaron que anoche la madre y un
hermano de la víctima fueron hasta la casa de los sospechosos y
llevaron la moto en disputa.
El homicidio de Centeno es investigado por el fiscal de Delitos Especiales, Miguel Mauvecín.
Por su parte, Ricardo Centeno, abuelo de la víctima, criticó esta tarde a los investigadores "porque recién hoy allanaron la casa del amigo". "El domingo denunciamos ante la policía y en la unidad judicial
que Leandro había sido secuestrado y que se encontraba en la casa de la
familia"
del amigo ahora detenido, indicó el hombre.
Y agregó: "Las denuncias que hicimos no fueron tomadas en cuenta y únicamente se realizó una inspección ocular en la zona". "Recién hoy las fuerzas policiales y judiciales procedieron a realizar el allanamiento que culminó con el fatal desenlace", concluyó el abuelo de la víctima. Por otra parte, vecinos de los sospechosos dijeron haber escuchado
entre el domingo y ayer gritos de auxilio provenientes de la vivienda de
los detenidos y que alertaron sobre este situación a la Policía.

Fuente: Telam y Crónica