Lunes, 10 Septiembre, 2012 - 18:42

Causa Mariano Ferreyra
Procesaron a Pedraza y a un ex juez federal por pago de coimas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Mediante escuchas telefónicas detectaron una maniobra para coimear a jueces de casación.

El sindicalista ferroviario José Pedraza, el ex juez federal Octavio Aráoz de Lamadrid, el ex agente de inteligencia Juan José Riquelme y otros dos acusados fueron procesados hoy, acusados de tráfico de influencias y pago de coimas a jueces de la Cámara Federal de Casación Penal, en el marco de la causa por el crimen del militante del PO Mariano Ferreyra.
La medida fue adoptada por el juez de instrucción Luis Rodríguez, quien también procesó a Luis Ameghino Escobar (h), ex empleado de Casación, y al contador y vicepresidente de "Belgrano Cargas S.A." Angel Stafforini, involucrados en la presunta maniobra, informaron fuentes judiciales.
En base a escuchas telefónicas realizadas en la investigación por el crimen de Ferreyra, se detectó en enero del año pasado una maniobra para sobornar a los jueces de Casación para que revoquen los procesamientos y liberen a los primeros ocho detenidos y así beneficiar la situación de Pedraza y evitar su arresto.
Pedraza fue detenido en febrero de ese año y el mes pasado comenzó a ser juzgado junto a otras 16 personas por el crimen de Ferreyra, ocurrido en octubre de 2010 en Barracas durante una protesta laboral.
El juez Rodríguez desvinculó de la maniobra a los jueces de Casación nombrados -Eduardo Riggi, Gustavo Mitchell y Mariano González Palazzo-, pero analizó que de comprobarse su intervención hubiera sido el "mayor escándalo en la Justicia Nacional del que tuviera conocimiento".
El expediente llevado adelante por el juez Rodríguez contiene grabaciones telefónicas entre Pedraza y el agente en las que se habla de hasta 50 mil "de los verdes", o sea presuntamente dólares, como supuesto monto de los sobornos a algunos integrantes de la Cámara.
"Esta respuesta a las 18.45 horas es para Don José. Informan del otro lado que son verdes, reitero, son verdes", le dejó grabado Riquelme a Pedraza en su contestador.
Cincuenta mil dólares fueron encontrados en el estudio de abogados de Aráoz de Lamadrid en un sobre rotulado "Octavio", por el nombre del ex juez federal subrogante que se había sacado un 1 en el examen para ser titular en el cargo.
Según la investigación judicial, Aráoz de Lamadrid, entonces el abogado defensor de uno de los enjuiciados, el picaboletos Guillermo Uño, se contactó con Ameghino Escobar, empleado de la sala de sorteos de Casación, para que fraguara el sistema y la causa por el crimen de Ferreyra quede radicada en la Sala III de Casación, donde el presidente era Riggi, con quien los dos habían trabajado.
"Fue a través de Aráoz de Lamadrid como se lo hicieron llegar al Prosecretario Escobar, ello fundado en el conocimiento personal y la amistad que sostenían de larga data pues, incluso, se habían desempeñado por más de una década en la vocalía del Juez Riggi de la Casación", explicó el juez el inicio de los sobornos.
Escobar, quien en las escuchas es llamado "el señor de las teclas", realizó el virtual sorteo que, como se planificó, benefició a la Sala III y le envió un mensaje de texto a Aráoz de Lamadrid, quien estaba de vacaciones en Brasil."Escobar dio aviso a Aráoz y éste, estando a miles de kilómetros, le envió un mensaje a Riquelme para ponerlo al tanto, éste último a su vez se lo comunicó a Stafforini telefónicamente y a Pedraza de manera personal", sostuvo el procesamiento de 144 páginas.
Riquelme, ex agente de la SIDE vinculado a Pedraza, aparece como uno de los nexos con los jueces de Casación que iban a ser sobornados y tiene comunicaciones telefónicas con Riggi, mientras que Stafforini, segundo del sindicalista en el Belgrano Cargas, fue quien llevó el dinero al estudio de Aráoz de Lamadrid, según la causa.
"Se acreditó de modo fehaciente la vinculación entre los implicados, que con un designio común ejecutaron las acciones que estaban al alcance de cada uno, sacando para eso provecho de las relaciones preexistentes", explicó Rodríguez, postulado por el Gobierno nacional para ser juez federal.
La Sala III nunca intervino en la causa y en febrero de 2011 Pedraza fue detenido por el crimen de Ferreyra y desde entonces sigue detenido y actualmente es sometido a juicio por ese hecho.
Pero Rodríguez dejó en claro que "debe descartarse que cualquiera de los Jueces de la Cámara Nacional de Casación Penal que han sido mencionados durante el curso de la instrucción, estuviera al tanto o de acuerdo con las maniobras emprendidas que han sido ejecutadas".
De Mitchell, quien renunció y no es más juez, y González Palazzo, que regresó a la Cámara del Crimen, dijo que no hay prueba concreta más allá de que aparecen nombrados por los acusados.
En tanto, de Riggi, el juez consideró que "más allá de haber tenido durante años como colaboradores a los imputados Aráoz de Lamadrid y Escobar en su vocalía, no existen en el legajo elementos objetivos que acrediten su vinculación con los hechos".
En el juicio por el crimen de Ferreyra una testigo confirmó hoy que ex el agente Riquelme visitó al menos en dos oportunidades a Pedraza en su sede porteña, poco antes de que el gremialista fuera detenido por el asesinato del militante.
La agente de Asuntos Internos Mariela Redin declaró como testigo ante el Tribunal Oral en lo Criminal 21 (TOC21) en el juicio a Pedraza y otros 16 acusados, y contó que, en el marco de la causa por el homicidio debió vigilarlo y seguirlo, comprobando que él en dos oportunidades viajó, a la tarde, en taxi hasta la sede de la UF, en la avenida Independencia.
Fuente Agencia DyN