Lunes, 10 Septiembre, 2012 - 17:04

La Justicia ratificó perpetua
Carrascosa seguirá preso

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La corte bonaerense decidió rechazar
recursos de nulidad en su favor.

Carlos Carrascosa, el viudo de María Marta García Belsunce, seguirá preso condenado a prisión perpetua por el crimen de su esposa, ocurrido en octubre de 2002 en un country de Pilar, ya que la Suprema Corte de Justicia bonaerense desestimó dos recursos de nulidad cuestionando la sentencia.
Carrascosa había sido condenado en un juicio oral por el encubrimiento del crimen de su esposa, pero más tarde el Tribunal de Casación bonaerense revocó esa sentencia y le aplicó la condena a perpetua por el homicidio agravado de su mujer, en el marco de la doble acusación que había sostenido la Fiscalía.
Fue en base a esa doble acusación que la defensa de Carrascosa pidió anular la sentencia: los abogados sostuvieron que ese tribunal de revisión había reinterpretado la prueba producida en el juicio oral y había impartido una condena que difería de la simple confirmación o rectificación del fallo.
No obstante, bajo argumentos técnicos, los ministros de la Corte Luis Genoud, Héctor Negri, Daniel Fernando Soria y Eduardo Pettigiani resolvieron el viernes pasado rechazar los recursos extraordinarios de nulidad interpuestos por Carrascosa (uno por su defensa y el otro por él mismo).
La Corte aseguró que no se podía verificar que los planteos justificaran llegar a esa instancia, tras rechazar supuestos agravios que aludían a "la garantía de la doble instancia, la apreciación de la prueba y la validez de la acusación alternativa".
Según la Corte, los "supuestos errores de juzgamiento (...) desbordan el marco habilitado por el recurso extraordinario de nulidad" presentado por la defensa de Carrascosa y, en todo caso, debieron haberse canalizado por vía del recurso de inaplicabilidad de ley".
Además, interpretó que "la defensa no vio cercenada la posibilidad de acceder a esta Corte para que eventualmente pudieran hallar reparo los posibles errores denunciados" y se justificó diciendo: "no se trata aquí de dar pábulo a una interpretación ritualista en desmedro del acceso a la jurisdicción, sino del cabal respeto por las normas de asignación de competencia a esta Suprema Corte".
María Marta García Belsunce fue asesinada con cinco tiros en la cabeza el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel de Pilar, pero nadie se enteró de ese crimen porque familiares y amigos actuaron como si hubiera sido un accidente. Luego, una autopsia dejó al descubierto el crimen y el fiscal Diego Molina Pico encabezó una acusación contra el entorno de María Marta, al que acusó de haber querido tapar el homicidio.En 2007 el Tribunal Oral en lo Criminal 6 de San Isidro entendió que Carrascosa había sido el promotor de esa confusión inicial que llevó a tender una supuesta red de encubrimiento en torno al homicidio.
Así, lo condenó a cinco años y medio de prisión y lo envió a prisión, pero el viudo alcanzó a salir de la cárcel gracias a un habeas corpus tras 38 días de encierro.
En ese marco se pusieron en marcha las apelaciones: Carrascosa se basó en el voto en disidencia del juez Luis Rizzi -distinto a sus colegas María Etcheverry y Hernán San Martín- que opinó que había una "abrumadora carencia de certezas" en la acusación y hacia alusión a "las admitidas torpezas de la Fiscalía" que no explicó "el móvil del crimen".
Sin embargo, Molina Pico también apeló a Casación: denunció "contradicciones" en la sentencia de encubrimiento que no respetó la "línea del tiempo" de los movimientos de los personajes claves e insistió en reclamar una condena a perpetua para Carrascosa como coautor del homicidio de María Marta.
Fue ese planteo el que tuvo éxito en Casación: en junio de 2009 los jueces de Casación Benjamín Sal Llargués, Carlos Natiello y Horacio Piombo dieron por acreditado que Carrascosa y otras dos personas, una de ellas mujer, estaban en la casa del country Carmel al momento del homicidio. Para ello fue clave una llamada de Carrascosa para pedir una ambulancia a las 19.07 que -a criterio de la Fiscalía- apuntaba a sostener que el viudo estaba junto a Guillermo Bártoli (cuñado de la víctima) y a su esposa Irene Hurtig (hermana de María Marta y sobre quien nunca llegó avanzarse formalmente con la hipótesis acusatoria).
Con Carrascosa preso en el penal de Campana, sus principales amigos y familiares terminaron condenados el año pasado por el encubrimiento del crimen: Bártoli recibió cinco años de cárcel; Horacio García Belsunce, hermano de María Marta, cuatro años; John Hurtig, hermanastro de la victima, tres y medio, y el vecino Sergio Binello y el médico Juan Gauvry Gordon, tres años.
Fueron a la cárcel inmediatamente pero salieron excarcelados bajo fianza (la única absuelta fue la masajista Beatriz Michelini) y ahora esperan la revisión de Casación, con jueces diferentes a los que resolvieron sobre Carrascosa.
Fuente: Agencia DyN