Viernes, 7 Septiembre, 2012 - 18:26

Tras críticas de Techint
Aunque no lo hará
"El gobierno podría fundir al señor Paolo Rocca", dijo Kicillof

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Kicillof le recordó al titular de Techint que la compañía está "protegida" por las políticas nacionales.

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó que "lo que habría que hacer es bajar el precio de la chapa y fundir al señor Paolo Rocca", pero sostuvo que el Gobierno no lo hará, pese a las críticas del titular de Techint sobre la competitividad de la economía.
"Techint y los grandes grupos económicos argentinos han sabido sobrevivir" y "son empresarios que están acostumbrados no a pedir, sino a mandar las leyes por correo para que la firme alguien cuando no, a poner al ministro de Economía", aseveró Kicillof.
Pero advirtió que con "la política le ha ganado a eso" y sostuvo, en declaraciones anoche en el programa 6,7,8 de la TV pública, que "mal que les pese les va muy bien".
Kicillof salió a cuestionar las declaraciones del titular de Techint respecto de la falta de competitividad de la economía local y le recordó que esta compañía está "protegida" por las políticas nacionales.
"Hoy la chapa en la Argentina está más cara que en el resto del mundo, eso podríamos decir es un problema de competitividad. Lo que habría que hacer es bajar el precio de la chapa y fundir al señor Paolo Rocca, cosa que podría pasar si dejamos entrar a la andanada de chapa del exterior que a precio de dumping está tratando de invadir estos mercados", aseveró.
Pero aclaró: "A pesar de sus declaraciones, vamos a seguir apoyando la industria nacional, este proceso de reindustrialización". Igual, Kicillof advirtió que "uno no puede seguir subsidiándolos toda la vida, aunque les encantaría".Y se quejó porque el dueño de Techint tiene una concepción de la competitividad que consideró de la década del '90: "la competitividad fácil, la competitividad del ajuste, de bajar los salarios, hacer megadevaluaciones y créditos regalados. En vez de hacer lo que tiene que hacer los empresarios sino invertir y no llevársela, ponerlo en su empresa".
A lo largo de los últimos nueve años, la relación entre el kirchnerismo y Techint tuvo altibajos, como los vividos en ocasión de la decisión del Gobierno de Venezuela de expropiar la empresa Sidor, del grupo liderado por Rocca, o los inconvenientes surgidos de la asamblea de Siderar, en lo que fue la primera incursión de la ANSES haciendo valer sus votos acumulativos.
No obstante, la presidenta Cristina Fernández se mostró con Rocca en noviembre del año pasado, cuando el empresario fue a informarle la adquisición de la brasileña Usiminas.
Por entonces, se destacó que la relación entre el Gobierno y Techint se había recompuesto tras la designación como representante de la ANSES en el Directorio de un joven economista del que se destacaba "su racionalidad y buena predisposición". La referencia de la empresa era precisamente a Kicillof, quien diez meses después parece haber tomado distancia de Rocca.