Jueves, 6 Septiembre, 2012 - 14:31

Masacre
Sólo sobrevivió una de las hijas.
Francia: acribillan a balazos a una familia de turistas británicos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una pareja, sus nenas y la abuela estaban en un camping de Chevaline (Alta Saboya) a orillas de un lago.

Una familia británica fue masacrada en los Alpes franceses en un episodio que aún no tiene explicación, y que causó conmoción por el salvajismo de los atacantes.
Una nena de 4 años pudo sobrevivir porque se habría escondido en las piernas de su madre. Su hermana también se salvó, pero está muy grave.
El grupo, compuesto por una pareja, sus dos pequeñas hijas y una abuela de las nenas, se encontraba de vacaciones en un camping en la localidad de Chevaline, Alta Saboya, a orillas del lago de Annecy.Allí habían instalado una casa rodante, pero también se movilizaban en un auto BMW.
Fue en ese último vehículo que aparecieron acribillados a balazos el padre, la madre y la abuela de la nena. Su hermana resultó herida y pudo ser internada en el hospital de Grenoble, aunque aún está grave.En el extraño hecho también murió un ciclista, quien fue hallado delante del coche, no muy lejos de donde se encontraba la hermana mayor de la familia.
En el lugar del crimen se encontraron numerosos casquillos provenientes de una pistola automática.En cuanto a la nena pequeña, estaba escondida "bajo las piernas de su madre" muerte, contó el fiscal Eric Maillaud. "Permaneció postrada sin moverse durante cerca de ocho horas y no se movió en todo ese tiempo. Sólo la pudimos encontrar cuando tuvimos acceso a la escena del crimen", agregó.
El fiscal señaló que "la pequeña hablaba en inglés" y que lo poco que dijo fue que "oyó ruidos, gritos, pero nada más, sólo tiene cuatro años".Dada la situación, "es seguro que la pista criminal ocupa el primer lugar", estimó Maillaud. Pero también admitió que se está trabajando sobre otras posibilidades.

La prensa británica sugirió varias hipótesis. The Independent y The Mirror hablaron de un asalto que habría terminado mal, mientras The Telegraph apuntó a un asesinato premeditado.