Martes, 4 Septiembre, 2012 - 19:19

Juicio Mariano Ferreira
Según testigo protegido, Favale dijo: "Al zurdo ese le agujeree la panza"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Alejandro Jesús Benítez también implicó a Pablo Díaz: fue el que dio la orden de "sacar los fierros".


Un testigo protegido declaró hoy en el juicio por el crimen del militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra que el barrabrava Cristian Favale, acusado de asesinar al joven, disparó entre tres y cinco tiros contra los integrantes de esa agrupación y que le escuchó decir "al zurdo gil ese le agujereé la panza".
Se trata de Alejandro Jesús Benítez, un guarda de tren de la estación de Constitución que fue aportado a la causa por el Gobierno nacional, que también complicó al delegado gremial de la Unión Ferroviaria (UF) Pablo Díaz, al que sindicó como quien dio la orden de "sacar los fierros" e ir "detrás de ellos", por los militantes del PO.
"Al zurdo gil ese le agujereé la panza", reiteró Benítez que escuchó decir a Favale al declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal 21, pero sostuvo que no vio si los disparos del barra de Defensa y Justicia impactaron en alguien.
La declaración fue a puertas cerrada -solo para las partes- y Benítez llegó a los tribunales de Comodoro Py 2002, en el barrio de Retiro, con barba postiza, lentes y gorra.
En sus cinco horas de testimonio Benítez declaró que vio a Favale ponerse en posición de tiro y disparar entre tres y cinco veces.
Antes de eso le escuchó decir a Favale "se me trabó", por el arma, y que Díaz le dio la orden de "sacar los fierros", a lo que el barra brava respondió: "No traje muchos".
El testigo también refirió que Díaz era quien manejaba a la gente de la UF en el lugar ya que daba las órdenes, como la de "vamos detrás de ellos" y la de retirarse del lugar.
Sobre lo último, Benítez declaró que tras el ataque a los militantes del PO Díaz recibió una llamada y que al cortar dijo: "Era el Gallego, dijo que nos tenemos que ir".
El "Gallego" es Juan Carlos Fernández, secretario administrativo del gremio liderado por José Pedraza. Ambos están detenidos y acusados de haber instigado el crimen de Ferreyra.
A Benítez se le exhibieron tres videos y fotos en los que reconoció a los ferroviarios Juan Carlos Pérez, Salvador Pipitó, Armando Uño y Jorge González, algunos de los ferroviarios detenidos.
También dijo que en el lugar estaba Gabriel "Payaso" Sánchez, con quien trabajaba en Constitución pero que no lo vio disparar.
Sánchez y Favale están acusados de ser quienes dispararon los tiros.Los hechos ocurrieron el 20 de octubre de 2010 cuando empleados tercerizados reclamaron por su situación laboral y la UF organizó una "contramarcha" para evitar que corten las vías del tren Roca en la estación Avellaneda.
Benítez explicó que fue al lugar convocado por Alberto Carnevale, un delegado ferroviario, y por orden de Díaz. También dijo que fue porque estaba gestionando un préstamo en la UF y quería que dos familiares ingresen a trabajar en la empresa UGOFE.
Tras los hechos se enteró de que aparecía en las filmaciones del canal de noticias C5N porque un amigo lo llamó para contarle y le aconsejó declarar en la causa.
Así fue que el mismo día su amigo, Rodolfo Deviago, contratista del Gobierno Nacional en fabricación de casas, lo llevó a ver al intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez, con quien tenía relación, y éste lo derivó al ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak.
Al día siguiente de los hechos, Benítez declaró ante la fiscal de instrucción Cristina Caamaño y entró al sistema de protección de testigos.
Ferreyra fue asesinado de un tiro en el estómago y también fueron heridos de bala Elsa Rodríguez, Ariel Pintos y Nelson Aguirre.
Por estos hechos están siendo juzgados 10 ferroviarios y siete oficiales de la Policía Federal, a quienes se le imputa haber liberado la zona y no haber impedido el ataque.
El juicio continuará el próximo jueves con la declaración de nuevos testigos.