Martes, 4 Septiembre, 2012 - 07:04

El Senado inicia mañana el debate por el voto voluntario a los 16

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Son proyectos oficialistas para dar derechos electorales a jóvenes y a extranjeros con residencia permanente.


La Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado convocó para el miércoles al debate sobre los proyectos oficialistas que buscan autorizar el voto voluntario para jóvenes de 16 a 18 años y a los extranjeros con residencia permanente de dos años en el país.
La comisión, que preside el oficialista Marcelo Fuentes, llamó a los 15 integrantes de la comisión para mantener el primer contacto a partir de las 9:30 a fin de organizar las reuniones que se harán en el futuro en las que se debatirán dos proyectos presentados por los kirchneristas Aníbal Fernández (Buenos Aires) y Elena Corregido (Chaco).
El texto de la iniciativa 2696/12 establece en el primer artículo que "son electores nacionales los ciudadanos desde los 16 años de edad y los extranjeros con residencia permanente a partir de los 24 meses de obtenida tal calidad".
En el artículo tercero se establece que "el Registro Nacional de las Personas deberá remitir al Registro Nacional de Electores en forma electrónica los datos que correspondan a los electores y futuros electores, incluidos los extranjeros que obtengan la residencia permanente, consignando, en este último caso, la fecha de obtención de tal calidad.
El quinto reemplazaría al anterior 15 bis de la ley 25.871, que quedará redactado de la siguiente manera: "Los extranjeros admitidos en el país como residentes permanentes gozarán de plenos derechos políticos a partir de los 24 meses de obtenida tal condición".
A su vez el proyecto 2.290 firmados también por Fernández y Corregido, define entre los "argentinos por naturalización" a "los extranjeros mayores de 18 años, que residiesen en la República dos años continuos y manifestasen ante los jueces federal de sección su voluntad de serlo".
El carácter voluntario del voto juvenil quedó plasmado en el pedido de modificación del inciso a) del artículo 12 de la ley 19.945 por otro que expresa que también debe ser incluido "los jóvenes entre los 16 y los 18 años y los mayores de setenta años".
En el segundo afirman que los extranjeros deben acreditar ante jueces haber prestado durante el tiempo de residencia servicios como "empleos de la Nación y de las provincias", "haber establecido una industria o introducido una invención útil", "ser empresario o constructor de ferrocarriles".
También deberían acreditar "poblar territorios nacionales en las líneas actuales de frontera", que haya formando "parte de las colonias establecidas, ya sea en territorios nacionales o en los de provincias, con tal que posean en ella alguna propiedad raíz".
A pocas horas de iniciarse el debate en la comisión del Senado, se amplió hoy la polémica en torno del proyecto oficialista que combina la admisión de voto voluntario para jóvenes de 16 a 18 años y de los extranjeros con 24 meses de residencia.
El senador radical Ernesto Sanz advirtió que el kirchnerismo impulsa el voto a partir de los 16 años porque "no tiene plan B" para la sucesión de la presidenta Cristina Fernández, por lo que necesita una reforma constitucional para habilitar la re-reelección: "No me cabe la menor duda que es lo que está en la cabeza de todos los oficialistas porque tienen un problema insoluble, que es que no tienen plan B respecto de la sucesión de la Presidenta". A su vez, el conductor de televisión Marcelo Tinelli se manifestó "sorprendido" por el proyecto y aseguró que ve "muy niño" a su hijo Francisco, quien tiene 15 y podría participar de las elecciones legislativas del año próximo.
"Me sorprendió cuando leí en los diarios que puede votar alguien a los 16", admitió Tinelli, que remarcó que un adolescente de esa edad "para algunas cosas de la ley no es imputable pero en este caso podría votar".
Por su parte, el diputado del Frente para la Victoria Jorge Yoma apoyó la iniciativa de los senadores oficialistas, pero aclaró que no respaldaría una eventual reforma constitucional en vistas a una nueva reelección.
Yoma afirmó que "quien piense que puede manipular el voto de un chico de 16 o 17 años está equivocado; podés manipular un hombre que tiene un puesto público o un plan social, como desgraciadamente ocurre en algunas provincias, pero un chico de esa edad es imposible".