Lunes, 3 Septiembre, 2012 - 13:18

Almacenaron el contenido de un libro en el código de ADN

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Valiéndose
de tecnología avanzada para la secuenciación genética, y de una nueva
estrategia para codificar una cantidad de datos mil veces mayor que la
alcanzada previamente en el ADN, el contenido de un libro coescrito por
un genetista ha sido codificado en el lenguaje de la vida.

El
equipo de George Church, profesor de genética en la Universidad de
Harvard, y miembro del Instituto Wyss de Ingeniería Biomédica, adscrito a
dicha universidad, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, ha
codificado y almacenado en ADN el libro "Regenesis: How Synthetic
Biology Will Reinvent Nature and Ourselves" ("Regénesis, Cómo la
Biología Sintética Reinventará a la Naturaleza y a Nosotros mismos").

Una vez codificado en ADN, el libro ha podido ser leído y copiado con
éxito mediante métodos bioquímicos.Desde
hace tiempo, el ADN ha fascinado a los científicos por su colosal
capacidad como medio de almacenamiento de datos. No sólo destaca por su
enorme densidad de datos, sino también por su bajísimo consumo
energético, por su estabilidad que le permite conservar datos durante
muchísimo tiempo, y por el hecho de llevar muchos millones de años
siendo usado con éxito por la Naturaleza.Aunque
el proyecto completado por Church y sus colaboradores no es el primero
en demostrar el buen potencial que posee el ADN como soporte para
almacenar datos en formato binario, Church y sus colaboradores han
combinado de forma pionera una tecnología punta para secuenciación
genética con una nueva estrategia para codificar una cantidad de datos
mil veces mayor que la alcanzada previamente en el ADN.
El
equipo de Church, Yuan Gao (ahora en la Universidad Johns Hopkins en
Baltimore, Maryland) y Sri Kosuri (del Instituto Wyss de Ingeniería
Biomédica, dependiente de la Universidad de Harvard) usó código binario
para almacenar el texto del libro, las imágenes y hasta la maquetación.Mientras
que algunos soportes experimentales para almacenamiento de datos, como
por ejemplo la holografía cuántica, son muy frágiles, y requieren
temperaturas bajísimas y un enorme consumo de energía, el ADN es estable
a temperatura ambiente, requiere poquísima energía para la lectura y la
escritura, y puede guardar su información durante millones de años.
Leer
y escribir en ADN es más lento que en otros medios de almacenamiento de
datos, pero el ADN resulta ideal para preservar enormes cantidades de
datos durante mucho tiempo. En ese sentido, el ADN es una excelente
cápsula del tiempo para conservar información. Y su capacidad de
almacenamiento resulta también espectacular. En teoría, bastarían unos 4
gramos de ADN para almacenar toda la información digital que la
humanidad genera en un año.
Fuente: Noticias de la Ciencia