Lunes, 3 Septiembre, 2012 - 12:09

Datos de Médicos sin Fronteras
Morir dando a luz: una tragedia que lleva a 1000 mujeres por día

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los países del centro de África y Medio Oriente son los más afectados.

El informe "Mortalidad materna: una crisis evitable", de Médicos sin
Fronteras (MSF), evidencia que las mujeres continúan muriendo
innecesariamente debido a complicaciones que son evitables y tratables.
En la capital de Somalia, Mogadiscio, una de las ciudades más peligrosas
del mundo, MSF opera una clínica de atención primaria, donde nacieron
estos bebés.
Las mujeres pobres de zonas remotas son las que tienen menos
probabilidades de recibir una atención sanitaria adecuada. Según la
Organización Mundial de la Salud, el riesgo de muerte relacionada con la
maternidad es de 1 en 3.800 casos en los países desarrollados y de 1 en
150 en los países en desarrollo. En Burundi, desde 2008 existe un
centro para emergencias obstétricas, en el que esta mujer tuvo a su bebé
con ayuda médica especializada.
Las principales causas de la mortalidad materna son las hemorragias
graves y las infecciones que se generan tras el parto. Según MSF, la
mayoría de las muertes son evitables con cuidados básicos. En Irak, MSF
prestó su ayuda para poner en funcionamiento una clinica obstétrica en
el hospital Al Zahara en Najaf, donde nació este bebé.
El 15% de las mujeres embarazadas en todo el mundo tiene complicaciones
que ponen en peligro sus vidas. En medio de un conflicto o una situación de crisis, las mujeres embarazadas son aún más
vulnerables, bien porque los servicios de salud se colapsan, bien porque
son insuficientes o inexistentes. Esta es la situación en la República
del Congo.
También hay grandes disparidades dentro de un mismo país entre personas
con ingresos altos y bajos y entre población rural y urbana. Aquí, los
médicos ayudan a una mujer con complicaciones de parto en Kivu Norte, en
la República Demócratica del Congo. MSF también atiende a víctimas de
violencia sexual y a poblaciones desplazadas por la violencia en el
país.
Las mujeres desplazadas por causa de conflictos armados en sus países
son siempre las más vulnerables. Aquí vemos a una mujer con su bebé
recién nacido en Kuclak, en la zona fronteriza entre Pakistán y
Afganistán, donde MSF ha abierto una clínica de obstetricia. La mayoría de las muertes maternas ocurren inmediatamente antes, durante
o después del parto. En Hangu, Pakistán, un bebé recibe atención
médica.
Fuente: BBC