Domingo, 2 Septiembre, 2012 - 09:25

Un 0800 "por las dudas"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La jueza Liberatori, Bullrich y el denunciante Roberto Boico discutieron por el 0800 "escrache".

Hace 15 días, cuando el gobierno porteño lanzó el 0800-444-2400 para recibir denuncias sobre presuntas "intromisiones políticas" dentro de las escuelas, tenía previsto aprovechar el área de sumarios y de investigaciones "presumariales" de la Procuración General, para indagar los casos relevados y castigar, en caso de ser necesario, a los posibles acusados.
El dato fue reconocido por los propios abogados del gobierno PRO ante la jueza Elena Liberatori de Haramburu, que el miércoles pasado citó al ministro de Educación Esteban Bullrich, para que explicara, en indagatoria, las razones y el funcionamiento de la línea. Según los registros de la audiencia, a los que tuvo acceso este diario, el titular de la cartera educativa nunca pudo confirmar si existió algún caso concreto de intromisión política en las escuelas desde que arrancó la línea, y reconoció: "Hasta donde sabemos, no se ha dado."
La confesión forma parte del extenso debate que se produjo en la sede del cuarto juzgado contencioso y administrativo de la Ciudad, donde Bullrich y sus abogados hicieron todo lo posible para evitar que la magistrada limitara el funcionamiento de la línea ante los planteos de los querellantes, encabezados por el abogado constitucionalista Roberto Boico, que había pedido "la paralización del mecanismo" por violar derechos fundamentales básicos.
Veinticuatro horas después de ese round judicial, la comuna le informaría a Liberatori que durante los primeros 15 días de trabajo, la línea había recibido 7744 llamados. De ellos, tal como anticipó ayer Tiempo, el 55,73% fueron "llamadas cortadas" y 3428 fueron atendidas por un teleoperador, aunque dentro de ese total, hubo 3080 comunicaciones que sólo tuvieron insultos y "otros".
Durante la indagatoria, Bullrich trató de ignorar ese detalle y sólo se limitó a decir que su línea "también había recibido insultos", aunque los papeles judiciales luego confirmaron que, en rigor, los improperios encabezaban el ranking junto a las comunicaciones que nunca se concretaron.Pero detrás de los números, el debate de la audiencia dejó en evidencia que la comuna estaba "floja de papeles" para defender una línea telefónica que hasta ahora muestra mayor eficacia para el marketing político que para relevar irregularidades escolares.
"Me acuerdo de haber oído a profesores decir que en Derecho Penal hay algo que no está permitido, y eso tiene que ver con esto de salir de pesca ?"dijo Liberatori en la mitad de la audiencia?". Y me da la impresión que ese es el reproche; porque venga cualquier información, yo algo voy a pescar, y me parece que lo que están tratando de pescar es que La Cámpora va y hace política en la hora de Matemática."
"La respuesta es no", se atajó Bullrich. "Nosotros lo que buscamos es que el sistema funcione correctamente, para defender la escuela pública y evitar que se violen normas y leyes, por lo tanto debo decirle que es mucho más costoso procesar una nota en mesa de entradas que un llamado de 0800."
?"¿Pero ese sistema no fomenta búsquedas de agujas en el pajar? Tiene un montón de gente trabajando para eso?
?"Acá estamos garantizando un derecho constitucional, y estamos dando la posibilidad de que se expresen, doctora.
?"Pero usted es un ministro, forma parte de un gobierno y la administración pública se rige por el principio de legitimidad. Usted debe saber que todo lo que haga como ministro debe estar dentro de una ley que lo habilite, y toda su actividad está normada por la ley de procedimientos que lo regula a usted para llevar a cabo esas funciones. Por eso le pregunto: la situación concreta fue evitar que una organización partidaria no realice tareas partidarias en escuelas afectando la actividad educativa. ¿Es así?
?"Sí
?"Pero hasta ahora, no sabemos si ese problema se dio o no? ?"insistió Liberatori.
?"Hasta donde sabemos no, doctora ?"admitió Bullrich.
?"Pero entonces, para conjurar un problema que todavía no se ha dado, habilitó una línea que nos obliga a afectar a un montón de gente a decir si esto sirve o no ?"dijo la jueza, y remató: "La denuncia tiene eso, es como una almohada de plumas, si se desparrama al viento, aunque querramos juntar todas las plumas (porque la denuncia no tenía ningún andamiaje), una plumita siempre va a seguir andando."
Ante la advertencia, el ministro que alguna vez fue la mano derecha del "Bulldog" Ricardo López Murphy, levantó sus cejas, guardó silencio, y prefirió no mencionar que su director general de Tecnología Educativa, Jorge Aguado, ya le había encargado la atención del 0800 a la empresa de cobranzas judiciales y extrajudiciales, Martínez de Álzaga SA.
Hasta ahora, el monto de esa contratación directa para la fase experimental es un enigma que continúa arcano en los papeles del Ministerio de Educación. Pero esa omisión, que luego reconocería por vía escrita, no le quitó el aliento a Bullrich para relativizar el caso: "Mire, me dicen que soy facho, que soy parte de una dictadura asesina, y escuchar esas cosas lamentablemente es parte de mi función, pero el equipo de trabajo ya existe y esto no le cuesta más al Estado, salvo por el costo de la llamada, que es mejor que el costo de recibir la denuncia por escrito."
Pero uno de los intercambios más coloridos de la audiencia fue cuando el constitucionalista Boico, en calidad de querellante, acusó a Bullrich de subestimar a la ciudadanía: "Ministro, yo llevo a mis tres chicos y los padres estamos muy comunicados y somos los primeros que vamos y le pateamos la puerta a la directora. Eso es presuponer que somos unos tarados y que necesitamos el 0800 para que ustedes vayan a radicar la denuncia. Y no funciona así, no estoy de acuerdo con buscar estas formas, porque es inconstitucional", disparó el querellante, y luego le pidió a la jueza que dictara una medida cautelar para que la línea sólo se encargara de procesar violaciones al Código Penal, es decir, delitos.
Ante el pedido del amparista, el ministro pidió clemencia: "Le pido 24 horas para acercarle el protocolo, para que lo vean, porque nuestra vocación es tener un canal que está teniendo la repercusión que tiene. Si lo suspende, la gente va a decir: 'ya no llamamos más'."

Aguer, también contra La Cámpora
El presidente de la Comisión Episcopal de Educación, Héctor Aguer, denunció ayer que la agrupación juvenil kirchnerista La Cámpora "intenta infiltrarse en las escuelas católicas" y alertó que este accionar asociado a la iniciativa de votar a los 16 años tiene como objetivo "preparar electores para un determinado partido político"."La agrupación política intenta infiltrarse en las escuelas católicas, en las que procura captar alumnos en actividades políticas para que luego ellos, dentro de la escuela, hagan propaganda", aseveró en su reflexión semanal por televisión.
El prelado platense fundamentó su posición en la reciente declaración de la Academia Nacional de Educación, que leyó, para advertir que estos métodos de adoctrinamiento "no se pueden avalar" en las escuelas por violar la Ley de Educación Nacional y por ser prácticas utilizadas por "regímenes totalitarios para adoctrinar a la juventud".
Aguer dijo que la Iglesia no necesita que "la agrupación aludida (que no citó por su nombre) se entrometa en nuestras escuelas, porque el proyecto educativo católico incluye una dimensión muy importante de formación para la vida social". "Ante todo, mediante el estudio de la Doctrina Social de la Iglesia, y por la formación de los chicos en los auténticos valores humanos, especialmente en el respeto a la justicia y la práctica de la solidaridad que se ponen en ejercicio en diversas actividades que fomenten la participación de todos los alumnos", recordó.

El dato
Origen
El ministro negó que la línea arrancara por una denuncia periodística sobre activismo de La Cámpora. "Fueron dos directoras", dijo , pero luego no pudo aportar datos concretos.