Sábado, 1 Septiembre, 2012 - 10:04

Adoctrinados

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Polémica en ambientes educativos y eclesiásticos por actividades de partidarias de La Cámpora.

Un fuerte rechazo genera en ambientes educativos y eclesiásticos las actividades partidarias y de adoctrinamiento que llevan adelante personas ajenas a la educación en el interior de las escuelas, y que son defendidas a como dé lugar por la militancia kirchnerista.

Sin un pronunciamiento institucional propio, la Iglesia católica adhirió de momento a la declaración de la Academia Nacional de Educación, que criticó por "ilegal" la intromisión de La Cámpora en los establecimientos educativos.
La entidad, que preside Pedro Luis Barcia, advirtió que estos métodos de adoctrinamiento "no se pueden avalar" en las escuelas por violar la Ley de Educación Nacional y por ser prácticas utilizadas "por regímenes totalitarios para adoctrinar a la juventud".

"No se puede ignorar la tarea cotidiana de nuestros maestros y profesores y descalificar con injusticia el aporte que realizan para la construcción de una patria democrática", cuestionó.
Por su interés y coincidencias de fondo, el Consejo Superior de Educación Católica (CONSUDEC) publicó en su página web la declaración de la Academia y sugirió su lectura a los directivos de los colegios.

En tanto, los obispos comenzaron a alzar su voz contra el embate de la agrupación juvenil kirchnerista La Cámpora, que lidera Máximo Kirchner.
El primero fue monseñor Juan Rubén Martínez, de Posadas, a quien le parece "mal" el adoctrinamiento político en las escuelas. "Cuando yo iba al secundario teníamos educación cívica y aprendíamos temas de ciudadanía. Pero llevar cosas partidarias a las escuelas sería un error", diferenció el prelado misionero.
Martínez dijo, en cambio, estar a favor de "dejar la libertad de conciencia en los jóvenes para que cada uno pueda decidir".
En los ambientes religiosos se espera sin embargo un planteo interpelador "más profundo, ácido e incisivo" de la movida juvenil kirchnerista, muy probablemente en las próximas horas.
Fuentes eclesiásticas consultadas por DyN estimaron que, como es lógico, provenga de la Comisión Episcopal de Educación presidida por monseñor Héctor Aguer, arzobispo de La Plata.

El prelado platense supo tener cruces punzantes con las autoridades educativas de la Casa Rosada, en particular con el ministro Alberto Sileoni.
En febrero de 2011, Aguer -del ala más conservadora de la Iglesia- alertó sobre el "sesgo ideológico" de los contenidos curriculares, sobre todo en áreas como educación sexual o construcción de la ciudadanía, y llamó a los padres a "cuidarse" de los regímenes totalitarios en materia educativa.
"No es lo mismo formar buenos ciudadanos que pequeños teóricos críticos, politizados prematuramente y uniformados por una concepción pseudoprogresista del cambio social", aseveró entonces ante las comunidades educativas arquidiocesanas.

En medio de una polémica nacional por la enseñanza en las escuelas del significado del escrache y de los piquetes como modalidad de protesta, Sileoni replicó en duros términos los argumentos de Aguer.
Ahora el gobierno salió con todo su arsenal militante a defender las actividades partidarias de La Cámpora en las escuelas.

El vicepresidente Amado Boudou dijo que las críticas a la agrupación kirchernrista le hacían recordar a cierta propaganda de la última dictadura militar. "Y claro que hacemos política", exclamó.
Por su parte, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, alentó a "copiarse de los curas" y abogó por una suerte de "catecismo" kirchnerista que permita formar políticamente a los niños desde el jardín de infantes.


Fuente: 
DyN