Viernes, 31 Agosto, 2012 - 16:43

De la Sota no descartó ser candidato presidencial

Expresó "Dios dirá si tengo posibilidades algún día de
ser candidato o no".

El gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, dejó hoy abierta la posibilidad de postularse a presidente en 2015, luego de aseverar que "es absurdo que algunos crean que buscar el diálogo es destituyente" y advertir que "un país no se construye con soldados obsecuentes a los que se los mandan para pelear contra aquellos que piensan distinto".

"Dios dirá si tengo posibilidades algún día de ser candidato o no, pero tengo muy claro que los cementerios están llenos de imprescindibles y no me creo imprescindible", indicó el mandatario al ser consultado en radio 10 sobre sus eventuales intenciones de postularse a la presidencia en 2015.

Por otra parte, De la Sota alertó sobre "la perversa idea de ir creando una Argentina bipolar, donde los que no están de acuerdo se callan la boca o lo califican como traidor a la patria o candidato de Clarín".

"El hecho de que me reúna con (Mauricio) Macri o con (Daniel) Scioli es una manifestación del pluralismo que debe haber en toda democracia", remarcó el mandatario cordobés al ser consultado por Radio 10 sobre algunas de las críticas que recibió tras sus encuentros con el jefe de gobierno porteño y el gobernador bonaerense. En ese sentido, el gobernador reiteró que "ser dialoguista no es ser conspirador, es tratar de aportarle al país ideas mejores y me gustaría muchísimo poder decirle a la señora Presidenta todas estas cosas".

Al respecto, el mandatario consideró que "dialogar no es bien visto" y criticó a quienes "mandan soldaditos para decir cosas" contra los dirigentes que plantean diferencias: "Solamente los necios y los tontos creen que saben de más, las peleas de los políticos no resuelven los problemas de la gente, los agravan".

El gobernador aclaró que no es "enemigo de este gobierno" y se definió como un "argentino republicano", pero recordó uno de los principales reclamos que impulsa ante el Ejecutivo nacional por la deuda de 1.040 millones en el sistema previsional. "Están equivocados, nos tienen que pagar; no le estamos pidiendo ninguna ayuda sino que nos den lo que nos deben", enfatizó De la Sota, quien recurrió a la Corte Suprema de Justicia para resolver el diferendo.