Viernes, 31 Agosto, 2012 - 10:01

Crisis financiera
El desempleo rompió otra marca en Europa

Unas 88.000
personas más han perdido su trabajo en un mes.

Según los datos del mes pasado difundidos por la oficina comunitaria de estadística Eurostat, el desempleo permaneció en el 11,3 % en la zona del euro y en el 10,4 % en la UE. Eurostat revisó una décima al alza la tasa de desempleo que registró la eurozona en junio pero mantuvo la misma para la UE.

En España, que tiene la tasa de desempleo más alta de toda la Unión, el paro siguió aumentando también en julio al situarse en el 25,1 %, dos décimas más que el mes anterior.
En términos interanuales, el desempleo aumentó 1,2 puntos porcentuales en la zona del euro y 0,8 en los Veintisiete. Afecta a 25,3 millones de personas en la UE, de los que 18 millones pertenecían a la zona del euro.


En comparación con junio, el desempleo aumentó en 43.000 personas en la UE y en 88.000 en los países de la moneda única.
Comparado con julio de 2011, el desempleo aumentó en 2,1 millones de personas en la UE y en la zona del euro.

Entre los países miembros, las tasas de paro más bajas se registraron en Austria (4,5 %), Holanda (5,3 %) y en Alemania y Luxemburgo (5,5 % en ambos).

Por contra, los niveles más altos se dieron de nuevo en España (25,1 %) y Grecia (23,1 %, según los datos disponibles de mayo).
En comparación con julio del año pasado, el paro cayó en diez Estados miembros, aumentó en 16 y permaneció estable en Eslovenia.

Las mayores bajadas se observaron en Estonia (del 13,2 % al 10,1 % entre el segundo trimestre de 2011 y el mismo periodo de 2012), en Lituania (del 15,2 % al 13,0 %), y en Letonia (del 17,0 % al 15,9 % entre el segundo trimestre de 2011 y el de 2012).

Las mayores subidas se registraron en Grecia (del 16,8 % de mayo de 2011 al 23,1 % en mayo de 2012), en España (del 21,7 % al 25,1 %) y en Chipre (del 7,7 % al 10,9 %).
Por género, entre julio de 2011 y el mismo mes de este año, el desempleo entre los hombres pasó del 9,8 % al 11,3 % en la zona del euro y del 9,5 % al 10,5 % en el conjunto de la UE.