Jueves, 30 Agosto, 2012 - 08:43

Día de la cultura chaqueña

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El 30 de agosto 1938, un grupo de hombres integrantes de la “Peña de los Bagres”, animados por el interés de promover las ciencias y las artes, crean "El Ateneo del Chaco", llamado a ser la representación del espíritu en el plano artístico y científico, en el entonces Territorio Nacional del Chaco.

Dijo Guido Miranda, la “generación del 37”: Alberto Torres, Horacio Riveros Sosa, Efraín Boglietti, Gaspar Benavento y Juan de Dios Mena, entre otros, eran los integrantes de la Peña.



Así lo expresa, en el primer acto público, Alberto Torres: “El Ateneo del Chaco se presenta a ocupar un terreno baldío y se lanza a la búsqueda del paisaje chaqueño, dividido en dos grandes secciones: una de artes y otra de ciencias, con valores positivos como supervisores en cada una de ellas.





Para que ‘hacer Chaco’ no sea la expresión de un acto fenicio o una intención sin contenido, será indispensable que se busque la manera de sostener a los artistas y a los hombres de ciencia, los únicos que ensanchan el horizonte, le dan contenido, lo pueblan de héroes, de leyendas, de santos.”



La cultura está hecha de continuidades y de rupturas. Celebramos la creación y la obra del Ateneo del Chaco, nos reconocemos tributarios de la obra de estos gestores culturales, de esta generación de hombres y mujeres que hicieron posibles ámbitos de producción y promoción del arte y de la ciencia.



Nos hacemos cargo de su legado, trabajamos en el sentido de proteger, conservar, expandir y difundir el patrimonio tangible y simbólico heredado. Pero, a la vez, se nos impone evaluar en esta fecha las transformaciones que hemos protagonizado en 74 años, de qué modo entendemos hoy la cultura, qué nos diferencia de aquellos discursos y de aquellas prácticas, qué nuevos horizontes se han abierto, quiénes son hoy los actores del campo cultural.




El Día de la Cultura Chaqueña es ocasión de volver a celebrar la vigencia de la Ley Provincial de Cultura, la creación del Instituto de Cultura y la institucionalización de espacios culturales en toda la provincia; continuar trabajando en forma colectiva para hacer realidad plena el principio que ha orientado la política cultural de estos años: Chaco todas las culturas, todas la voces, todas las lenguas; para -como dice el poeta Aledo Luis Meloni- escuchar el propio latido, cavar en la propia cantera para descubrir las diversas voces que nos constituyen.