Miércoles, 29 Agosto, 2012 - 15:28

Trabajan para establecer valores tolerables de arsénico en el agua

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El secretario alterno del Consejo Hídrico Federal (COHIFE) llegó a Chaco para formar parte de una serie de reuniones.

El secretario alterno del Consejo Hídrico Federal, Miguel Moyano, este miércoles se reunió con el gobernador, Jorge Capitanich; los ministros de Salud Pública e Infraestructura, Francisco Baquero y Omar Judis, y la presidenta de la APA, Cristina Magnano.



El secretario alterno del Consejo Hídrico Federal (COHIFE), Miguel Moyano, arribó este miércoles a la Provincia para formar parte de una serie de reuniones que tienen como fin ulterior crear una norma local que fije los valores tolerables de arsénico en el agua potable. El primer encuentro operativo incluyó al ministro de Salud Pública, Francisco Baquero, la presidenta del la Administración Provincial del Agua (APA), Cristina Magnano, y el director de Epidemiología, Mario Echevarría. “Fue una reunión positiva para avanzar en el plan de trabajo que cada provincia debe realizar para llevar adelante este proyecto de Hidroarsenicismo y Saneamiento Básico”, afirmó Moyano.



El Proyecto en cuestión apunta a sistematizar la información de todas las jurisdicciones argentinas que detentan arsénico en el agua potable, a fin de realizar estudios epidemiológicos que generen datos certeros-sobre tipo y magnitud de los efectos adversos producidos por el arsénico- para confeccionar un marco regulatorio acorde a las condiciones locales.



“Creemos que los responsables chaqueños están encarando con seriedad este trabajo, por lo cual la provincia del Chaco está perfectamente acorde con el Código Alimentario Argentino y va a tener los valores que fijemos después de este estudio epidemiológico”, remarcó el funcionario nacional, a la vez que destacó los proyectos gubernamentales de construcción de nuevos acueductos y ampliación de plantas de tratamiento.



MESAS DE TRABAJO


Cristina Magnano, en tanto, agradeció el reconocimiento del funcionario nacional y se refirió a la realización de una serie de mesas de trabajo con expertos locales, como anticipo de la reunión del Consejo Hídrico del Nordeste (COHINEA) que se llevará a cabo en el Chaco, dentro de unas semanas. “Este es un tema que para la Provincia es importante y que involucra a diferentes actores, con quienes estaremos trabajando en el marco del Proyecto de Hidroarsenicismo y Saneamiento Básico”, comentó.



Según detalló, los encuentros de trabajo –previstos para este jueves- contarán con la participación de expertos e investigadores de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y la Universidad Nacional del Chaco Austral (Uncaus), además de integrantes del Ministerio de Salud Pública, del Colegio de Bioquímicos, de la Asociación Médica del Chaco y de distintos organismos vinculados a esta temática. “El principal objetivo es utilizar estos espacios para profundizar los estudios que se vienen realizando”, detalló.



CHACO EN COMISIÓN NACIONAL

El titular del COHIFE también se refirió a la participación protagónica de referentes chaqueños en la Comisión de Estudio de Calidad del Agua Distribuida por Red para el Consumo Humano (CECADRECH). “Esta provincia es la que llevó la delantera y facilitó que hoy estemos en este punto de desarrollo, donde ya nos ponemos a trabajar en concreto”, afirmó el funcionario.



La CECADRECH es un espacio de trabajo constituido por diferentes entidades del sector público y privado vinculadas a áreas hídricas, de saneamiento y de salud, de donde surgió el Proyecto denominado "Hidroarsenicismo y Saneamiento básico en la Argentina: Estudios básicos para el establecimiento de criterios y prioridades sanitarias en cobertura y calidad de agua". El COHIFE forma parte de esta Comisión, a través de representantes de tres provincias argentinas: Buenos Aires, Córdoba y Chaco. “De estas tres jurisdicciones, la que más trabajó es la provincia del Chaco, lo que ameritó que sea una de las primeras que visitamos para aceitar los mecanismos operativos entre las áreas hídricas, de salud y de saneamiento”, aseveró Moyano.



LABORATORIO, EJEMPLO REGIONAL

Haciendo un paréntesis, la titular del APA comentó que “el Chaco tiene un laboratorio de agua que es reconocido regionalmente” en estudios hídricos como valores de arsénico y glifosato. Al respecto, no dudó en detallar que las provincias de Corrientes y Formosa recurren a este Centro para realizas sus estudios de agua. “Este Laboratorio está avanzando en el proceso de calidad del servicio para llegar a las Normas ISO 9000 y 9002”, concluyó.