Lunes, 27 Agosto, 2012 - 21:04

Niz: "Nuestros hospitales están desabastecidos y la situación se agrava en el interior"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gremio realizó un relevamiento de los hospitales de distintas localidades. "Llegamos a la conclusión de que están desabastecidos. La crisis del sistema sanitario no puede ser adjudicada a internas políticas o gremiales".









El Secretario General de UPCP, Lic. José Niz, observa con preocupación las "deficientes condiciones" en que se prestan los servicios en los establecimientos sanitarios "situación que se agrava en el interior".



Luego de un relevamiento de los hospitales de las distintas localidades chaqueñas, afirmó el dirigente, hemos llegado a la conclusión de que
nuestros hospitales están desabastecidos.



"Afecta en forma directa a la comunidad, la falta de médicos, especialistas, camas y medicamentos. Situación que en el interior es grave por los problemas en la
comunicación,
de funcionamiento eficiente de la red sanitaria y las derivaciones insumen tiempo con mayor dificultad porque en la mayoría de los casos la situación es urgente, aseveró".



"Los
Hospitales como el San Bernardo y Villa Angela participan de problemáticas comunes, déficit de recurso humano, estructuras edilicias deficientes,
falta de capacitación de recurso humano, sin medios de comunicación, carencia de personal de limpieza, situación que no es ajena
a los demás establecimientos sanitarios
y hasta los del área metropolitana, guardan similitud con estas condiciones, con el agravante que son
los hospitales de referencia".



"La
UCCEM con sólo cuatro ambulancias en funcionamiento para cumplir
con todas las demandas de la ciudadanía, dar asistencia
a las ciudades de Resistencia, Barranqueras, Vilelas, Fontana
y Parajes aledaños, sumado a la excesiva cantidad de traslados
y coberturas
de eventos ya programados…

Todo esto pone de manifiesto una crisis del sistema sanitario público, que no puede ser reducido
en su explicación a internas políticas o gremiales como ha pretendido dejarse entrever desde las autoridades jurisdiccionales, afirmó el líder sindical".



"Además la falta de médicos,
provoca que los existentes,
solamente atiendan guardias de emergencias y no consultorio lo que provoca
la ausencia de seguimiento de las patologías existentes en las distintas áreas programáticas y una sobrecarga del recurso humano en actividad".



"El sistema sanitario público es el que más demandas recibe hoy de la comunidad como resultado,
de que los altos niveles de desocupación hacen que se requiera la atención gratuita, problema que también afecta al subocupado, a los sectores que tienen bajos salarios y a todos aquellos que no pueden afrontar los gastos propios de la salud privada,
por eso es que al incrementarse la tasa de usuario, es responsabilidad del Estado Provincial garantizar un servicio de calidad, explicó NIz".



"No podemos como institución representativa de los trabajadores del sector público,
señaló Niz,
silenciar estas situaciones porque no sólo afectan a los empleados, sino también a la población, que sufre
en momentos críticos
la falta de infraestructura edilicia, de recursos materiales,
de insumos médicos, falta de profesionales, sin limpieza, sin comunicación telefónica, que actúan como obstáculos
para garantizar la protección
del derecho a la salud".



"Como institución tienen un compromiso con la comunidad vulnerable que necesita de establecimientos sanitarios públicos en pleno funcionamiento y prestando servicios de calidad, por eso es que se han mantenido innumerables audiencias en las que se ha intentado concientizar a las autoridades de la necesidad de que el Estado se haga cargo de sus obligaciones porque no se puede caer en el error de culpar al trabajador por el ineficiente funcionamiento de los servicios del Estado cuando son los niveles de conducción los que deben diseñar planes de gestión que permitan contar con todos los elementos necesarios para ejecutar planes de vacunación, controles en terreno, traslados y derivaciones sanitarias,
atención de patologías con eficacia".



"La respuesta
existe",consideró Niz, "y debe ser abordada,
se
deben implementar sistemas de control, evaluación de resultados, desarrollo de recursos humanos
y capacitación en salud pública, mejoramiento de la calidad de los servicios
de salud individuales y colectivos, reducción del impacto de emergencias
en salud pero por sobre todo el desarrollo de políticas
y capacidad
institucional para la planificación
y gestión en salud pública para encaminarse hacia la recuperación
del sistema público de la salud que implica acciones en pos de su modernización y reforma y que mejor que
las paritarias – ya convocadas-para construir en un ámbito de consenso, enfatizó".



"Los empleados públicos –resaltó Niz- tenemos un primer deber con la comunidad, somos prestadores y usuarios de los servicios del Estado y como tales ante esta ausencia de sensibilidad y responsabilidad debo señalar que el derecho a la salud es una garantía indispensable para el ejercicio de otros derechos
y debe ser entendido
como la posibilidad de las personas
de acceder a bienes, servicios y condiciones necesarias para alcanzar
el más alto nivel sanitario y evitar daños irreparables a la salud de los enfermos".