Lunes, 27 Agosto, 2012 - 17:54

Juicio por el asesinato del militante del PO
"Escóndanse que nos quieren matar", recordó haber gritado una testigo que asistió a Mariano Ferreyra

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una testigo que asistió al joven militante luego de haber recibido un balazo de una patota de la Unión Ferroviaria (UF) describió hoy que "no hablaba, tenía los ojos abiertos, grandes, y no tenía fuerza".



"Mariano tenía una pierna arrollada, otra estaba estirada, se había hecho pis, traté de bajarle la cabeza, pero él no hablaba", contó la testigo María Villalba al declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal 21 en el juicio que se sigue al sindicalista ferroviario José Pedraza y a otros 16 acusados.



La mujer recordó que el 10 de octubre de 2010 en las calles Luján y Perdriel, del barrio porteño de Barracas, se inclinó sobre el cuerpo del joven: "Lo revisé, le subí la remera y le encontré un hueco" en el abdomen, en referencia al ingreso del disparo.



También recordó que asistió a otra compañera suya herida de bala, Elsa Rodríguez: "Pensé que se había resbalado. No me da la mano cuando le di la mía, la miro a los ojos y estaban cerrados, la agarro de la pera para darle una bofetada y le veo en el costado de la frente un agujero hondo en la sien".

"Era una bala y empecé a gritar "¡Escóndanse que nos quieren matar!", indicó la testigo.



Luego fue el turno de oficiales de las policías Federal y Bonaerense que actuaron en distintas tareas de investigación por el crimen.



Entre ellos Ever Bobadilla y David Benítez, de la Dirección Departamental de investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora, quienes hicieron tareas de inteligencia como agentes encubiertos en la localidad de Florencio Varela para intentar obtener datos de Cristian "Harry" Favale, un barra brava de Defensa y Justicia acusado de ser uno de los autores de los disparos mortales.



El mismo día del crimen la fiscal de la causa, Cristina Caamaño, recibió un llamado anónimo al 911 que daba cuenta que un tal "Harry" de Florencio Varela había sido quien mató a Ferreyra.



La fiscal dispuso que se hagan tareas en la zona para obtener más datos sobre esa persona y tratar de dar con ella.



El agente Bobadilla declaró que llegó hasta el lugar y entrevistándose con vecinos llegó a obtener el nombre y la dirección del tal "Harry", que terminó siendo Favale, y aportó a la Justicia la información recolectada. En este juicio se ventila lo ocurrido aquel día y las responsabilidades de Pedraza, otros nueve ferroviarios y siete oficiales de la Policía Federal por el crimen de Ferreyra, y heridas Rodríguez y a Nelson Aguirre y Ariel Pintos. Ese 10 de octubre un grupo de trabajadores tercerizados de la línea Roca, que protestaba por 117 despidos y reclamaba pasar a planta permanente, planeaba cortar las vías del tren a la altura de la estación Avellaneda, como ya habían hecho en otras oportunidades.



Pero en esta ocasión se lo impidió la presencia de un centenar de ferroviarios de los talleres de la estación de Remedios de Escalada y personas ligadas a la Unión de Gestión Operativa Ferroviaria (UGOFE).



En este juicio el ex barrabrava Cristian Favale y el ferroviario Gabriel Sánchez están acusados como supuestos autores materiales del asesinato y las heridas a las otras personas, mientras que otros seis empleados de la UF están sindicados como integrantes de la patota que con distintos roles participaron del ataque.



En tanto, Pedraza y Juan Carlos "Gallego" Fernández, otro dirigente de la UF, están sindicados como los instigadores. También están acusados en el juicio siete oficiales de la Policía Federal, entre ellos los comisarios Luis Mansilla y Hugo Lompizano, imputados de liberar la zona para facilitar el ataque y luego no detener a los implicados ni recolectar prueba para la investigación judicial.

El juicio continuará mañana a las 10 en los tribunales de Comodoro Py, en el barrio de Retiro, con la declaración de nuevos testigos.



Fuente Agencia DyN