Viernes, 24 Agosto, 2012 - 13:28

Conmovedor relato del viudo de la maestra atacada por motochorros
Ricardo Fernández contó que su familia quedó destruída y critica la desprotección que sufre la gente

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

A pocos días de la muerte de Silvia Fernández, el marido describió el drama que vive en estos momentos. Hoy convocan a una nueva marcha en pedido de justicia.





Primero contó cómo le anoticiaron el ataque que sufrió su esposa y la desesperación por no encontrar a su hija de 7 años que también fue víctima del hecho. A Ricardo, le avisaron que su esposa estaba internada en el Hospital Perrando; cuando llega no encuentra a su hija. 



Le pregunta a los médicos y los de la ambulancia, nadie sabía nada de la nena. Luego le dicen que vaya a averiguar al Hospital Pediátrico, consulta allí y tampoco sabían nada, en ese momento le agarra un ataque de nervios porque no la encuentra, y nadie podía precisarle cómo estaba su hija. 



Ante la desesperante situación, su vecino le dice que vayan al lugar del intento de robo (Sáenz Peña 1450). Llegan y ella estaba llorando en medio de un ataque de nervios, consolada por vecinos del lugar. Ricardo Fernández discutió con la Policía por haberla dejado ahí, sin atención alguna. Una vecina socorrió y contuvo a la nena. 



Luego de haber encontrado a su hija, la deja a en la casa con su otro hijo de 14 años y vuelve al hospital. La situación allí era igual de desalentadora, no tenían tomógrafo, no tenían lugar para atender a Silvia, pero de igual manera el viudo agradeció que los médicos hayan podido darle los primeros auxilios, los que en principio la ayudaron a sobrevivir. Después trasladaron a su esposa al sanatorio Chaco, allí luchó por su vida pero finalmente no pudo contra la muerte.



Ricardo Fernández recalcó que tanto Silvia como su hija llevaban casco al momento del ataque (desde la Policía señalaron que la mujer no llevaba casco dándole más gravedad al hecho porque el golpe que sufrió fue en cabeza) y criticó a los medios por difundir los datos "oficiales" y no chequearlos.



"A mí nadie vino a informarme ni decirme nada, no tengo tiempo para enfermarme, para estar mal. No tengo tiempo ni para el duelo, ni para llorar porque tengo dos hijos para ocuparme de ellas, tengo que hacer de papá y mamá" expresó el viudo y agregó que la nena tienen asistencia psicológica por a veces se despierta con sobresaltos.



Por respeto a la memoria de Silvia, pidió a la Policía que se comprometa. "Pero enserio, no para que yo me sienta bien, porque bien no me voy a sentir más, mi vida se terminó el día que ella murió" dijo conmocionado y dolido por lo que le toca vivir.



También pidió que a los que cometieron el delito, se los saque de la sociedad; "Porque lo único que hacen es perjudicar a la gente común, a la gente que no tiene para pagar una seguridad privada, a la gente que sale a laburar todos los días".



El viudo relata que lo que más le molestó de lo ocurrido a Silvia es que se hayan perdido los el código, "hasta el código para robar"; porque no cree que una persona de 40 kilos con una nena ponga resistencia ante quienes quieren robarle la moto.



"Esa gente tiene que pagar" y consideró que se debe tener cautela "porque hay muchas personas que los defienden" y así por pequeñas irregularidades en el proceso judicial, salen. "Salen y lo van a volver a hacer, a joder a la gente común. Silvia era una maestra jardinera, muy querida, muy amada muy buena gente. Ella era sus hijos, su trabajo, su casa; y que vengan estos animales a sacarle la vida, ¿Por qué? Por un celular, por un pequeño dinero", recordó.





En medio de su dolor, Ricardo Fernández siguió con su descargo y manifestó que los que cometieron el delito es "gente no vale la pena". También cuestionó a las personas que "se rasgan las vestiduras por los derechos humanos" y revela que a él nadie fue a verlo, ni para "darle un abrazo sin decirme al menos por respeto".



Este panorama lo lleva a creer que los delincuentes tienen más derecho que la gente común. "Ellos tienen 10 mil artilugios para poder zafar, y zafan. Y van a salir a la calle, agarrar su moto y cometer lo mismo y nadie dice nada. Yo creo esto se movió un poco porque se hizo público, pero vamos a ser sinceros, cuántos de estos casos hay y nadie dice nada".





El día de ayer, surgieron algunas versiones que señalaban que Investigaciones había detenido a tres sospechosos por el ataque a Silvia Fernández, pero el viudo afirma que él no recibió ninguna notificación sobre esto. Otra irregularidad tuvo lugar al principio de la investigación: primeramente fue caratulada cómo accidente de tránsito, el hermano de Ricardo Fernández, que es abogado, notó el error y exigió el cambio de carátula que en ese momento quedó como "intento de robo".



En este drama, el viudo resaltó la fortaleza que le dan sus hijos y que ellos son los que a veces tienen más fuerza y valentía para enfrentar la situación. Cuando le dieron las noticias de la muerte, cuenta que la respuesta de su hijo fue"bueno papi terminó todo se fue al cielo" y fueron los hijos quiénes más consuelo dieron. 



NUEVA MARCHA

Hoy a las 18.30 como ya se realizó la semana pasada, habrá una nueva marcha pidiendo seguridad y justicia por la maestra. Fernández agradeció a todos los que rezaron, a los que dieron una mano y dice que la demostración de afecto recibida fue muy grande. Por otro lado, aclaró que no hay ninguna intención político en las marchas como deslizaron de algunos sectores.



"Pedimos justicia, ¿Qué me pueden decir los funcionarios? Ellos no pueden saber lo que siento yo y mis hijos, ellos tienen que escucharnos. A la gente común lamentablemente nos están matando".



Por último contó que la vida de su familia sigue día a día, con errores, con virtudes, con tristeza y llanto. Silvia Fernández era docente y él es empleado del Juzgado

Federal. "Teníamos una hermosa familia y eso se destruyó el día que pasó esto".



Fuente: Radio Libertad