Martes, 21 Agosto, 2012 - 20:45

Buscan descomprimir Tribunales laborales
Sancionan Ley que permitirá agilizar el trámite laboral

La Legislatura aprobó la Ley 7057, que incorpora la Audiencia de Trámite en el fuero laboral de la provincia.

Se estableció la misma dentro del marco normativo procesal de la Ley 2383, de Organización de la Justicia del Trabajo y Procedimiento Laboral, derogando el artículo 84 (antigua audiencia de conciliación) y se modificando el articulo 89, e incorporando el articulo 89 bis, en los que establece y regula la audiencia de trámite y regula su desarrollo.



En sus fundamentos, los autores de la iniciativa los diputados Justicialistas María Lidia Cáceres y Gustavo Carballo destacaron que en “la dinámica procesal actual busca reforzar los principios de publicidad, oralidad, concentración, y por ende de celeridad y economía procesal y fundamentalmente el principio de inmediación(que consiste en el conocimiento inmediato, real y actual que el juez tiene de las pretensiones de las partes, vertidas de manera verbal)” con el objetivo de allanar a las partes en busca de un acuerdo que implique una justa composición de los intereses de cada una, otorgándole al juez una herramienta fundamental para descongestionar el trámite de los tribunales involucrados.



La diputada Cáceres explicó que “la etapa que mayor tiempo ocupa en un proceso, es la
probatoria, específicamente el desarrollo, fijación, notificación y realización de audiencias de distintos tipos, que implican un extraordinario despliegue jurisdiccional y de parte; de lo que se colige que resultaba ineficaz mantener un sistema mayoritariamente escriturario en el proceso laboral; ello sería ir contra la corriente”.



Por lo que “es que urgía implementar esta modificación, resumiendo en un solo Acto (el de la Audiencia de Trámite) la realización de medidas probatorias aprovechando la comparencia del trabajador y empleador, con clara ventaja para los derechos de aquél, garantizándose un efectivo servicio de justicia”, continuó diciendo la legisladora.



La norma establece que el juez debe “dirigir en forma personal la audiencia dispuesta en el artículo 89; intentar conciliación total o parcial del conflicto; con la ventaja de poder tomar conocimiento directo y personal de las inquietudes y vicisitudes de cada caso, lo que coadyuva necesariamente a la mejor solución del conflicto, acelerando los trámites, purgando el proceso de pruebas innecesarias o superfluas, que sólo tienden a dilatar la resolución de la causa", precisó.

“La celeridad y economía como principio, adquirirá un nuevo sentido, revalorizándose en tanto y en cuanto en la audiencia de trámite, el Juez laboral podrá recibir la absolución de posiciones de ambas partes, podrá realizarse prueba de reconocimiento de documentales y hasta el sorteo de los peritos que deban intervenir en el proceso; liberando al tribunal de la necesidad de ajustar su agenda para futuras audiencias, las que –como es de público conocimiento- muchas veces no pueden realizarse debido a motivos tales como medidas de fuerza, suspensión de términos y audiencias, por nombrar algunos”, menciona la diputada Cáceres.



"La desbordada estadística, propia de la situación crítica por la que atraviesa el fuero laboral, que debe afrontar con tres juzgados un promedio de trece mil expedientes en trámites en cada uno de ellos, y hacer frente a una demanda poblacional que por juzgado supera los 160.000 habitantes (esto es en relación al sector metropolitano de acuerdo al censo 2010: 465.000 habitantes en Resistencia y sus alrededores);
hacía ineludible el tratamiento del proyecto que ha sido aprobado y que ha tenido el acompañamiento de nuestros pares", sostuvo.



"Existía un vacío legal que debía ser subsanado, adecuándose el instituto de la audiencia preliminar utilizada en el fuero civil y comercial, a los principios rectores del derecho laboral, postergado en tal sentido a lo largo de los años. Basta con advertir que por Ley Nº 3476, sancionada el 23 de agosto de 1989, se ha creado el Juzgado laboral N°4, el que hasta la fecha –luego de casi 23 años-, no se ha puesto en funcionamiento por parte del Poder Judicial", agregó.



"Se contempla también mediante la reforma la posibilidad de derivar la solución del conflicto a otros ámbitos de conciliación alternativa, siempre que exista conformidad de las partes", mencionó.



"La introducción al sistema procesal laboral de esta nueva figura jurídica, la que tiene carácter de obligatoria, significa que el juez va a poder ejercer de pleno las facultades que el texto legal le reconoce, favoreciendo la relación y conocimiento directo de las partes, sus perspectivas, esclarecer cuestiones fácticas planteadas, a fin de ajustar los hechos a los estrictamente importantes para el esclarecimiento de la verdad real, simplificando las cuestiones litigiosas y probatorias; evitando, en última instancia el abarrotamiento de los juzgados, instando la actuación del magistrado “presente y operante”, pues la realidad ha superado de forma superlativa la capacidad aplicativa de los ordenamientos procesales, algunos de los cuales ameritan una gran transformación, dada la dinámica propia de las relaciones laborales que se presentan en la actualidad del país y de nuestra provincia", definió la
vicepresidenta primera de la legislatura.