Martes, 21 Agosto, 2012 - 18:33

A pesar del pedido de nulidad de la defensa de De la Rúa, sigue el juicio por coimas en el Senado

El ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto comenzó a declarar esta tarde, poco después de las 17, en el juicio por el supuesto pago de sobornos a senadores durante el gobierno de Fernando De la Rúa.



El Tribunal Oral Federal 3 decidió dar continuidad al juicio, al diferir para el final del proceso una resolución sobre un planteo de nulidad efectuado por la defensa de De la Rúa contra la acusación fiscal.



La fiscal federal Sabrina Namer se opuso al pedido de la defensa del ex presidente Fernando De la Rúa para que se declare nula la acusación del Ministerio Público por la cual fue elevado a juicio el escándalo de los sobornos que su Gobierno habría pagado en el Senado a cambio de la reforma laboral.



Namer reconoció que hay en la acusación dos fechas de posibles reuniones en las que De la Rúa habría ordenado pagar los sobornos a senadores peronistas, pero consideró que eso no impide llevar la defensa.



"La reunión no es una prueba, es parte de ella. No es el único hecho que se le reprocha a De la Rúa", sostuvo la fiscal ante el Tribunal Oral Federal 3 al responder a la nulidad.



Los jueces Guillermo Gordo, Gerardo Larrambebere y Miguel Pons resolverán los planteos por la tarde, con la posibilidad de que difiera para el final del juicio la decisión.



Si el tribunal rechaza las nulidades, será el turno de la declaración del "arrepentido" Mario Pontaquarto.



La fiscal calificó de "doble discurso" el planteo de la abogada de De la Rúa, Valeria Corbacho, de pedir la nulidad pero que sea resuelta al final del juicio porque el ex presidente no quiere entorpecer el proceso.



"Este doble discurso no es aceptable. Si seguimos no es por la gracia de las defensas, sino porque corresponde", planteó.



Namer también se opuso a las nulidades de las otras defensas que adhirieron al planteo de De la Rúa y a la de Alberto Flamarique, ex ministro de Trabajo de la Alianza, quien sostuvo que hay una "inexistencia de fundamentación" en la acusación su contra.



Para la fiscal "ninguno de los planteos forma parte de las cuestiones preliminares previstas en el Código Procesal", a lo que adhirió la querella de la Oficina Anticorrupción (OA).



La fiscal planteó que si el tribunal hace lugar a las nulidades, se tome en cuenta la elevación a juicio de la OA, por lo que el juicio quedaría a salvo y continuaría.