Martes, 21 Agosto, 2012 - 12:53

Sábado 27, a las 21.30 y 23.30
Obra: Eva y Victoria, de Mónica Ottino en el Guido Miranda

Dos mujeres. Dos mundos. Dos visiones de la realidad y un sólo objetivo: La defensa de los derechos de las mujeres y de los más desposeídos. Un debate intenso, profundo y cada vez más actual.

Dos puntos de vista
aparentemente irreconciliables, pero que al final coinciden en la meta,
es lo que plantea el encuentro de estas dos grandes mujeres en un mundo
ideal, en una fecha imprecisa, pero que tiene el valor de plantear
estas dos grandes visiones que siempre dividieron a la Argentina y el
supremo objetivo
de integrarlas y comprenderlas. En primera instancia las funciones se desarrollarían en distintas jornadas: la noche del viernes 26 y del sábado 27, pero debido a cambios de agenda de las actrices, se realizarán ambas pero la noche del sábado 27, motivo por el cual desde la dirección de la sala que depende del Instituto de Cultura se solicita a todas aquellas personas que hayan adquirido las entradas para la función del viernes 26, concurran por boletería del teatro para el cambio respectivo de entradas para la función del sábado a las 21.30 horas.



Venta de entradas para ver a Andrea del Boca y Graciela Dufau, en dos funciones presentando Eva y Victoria. Las mismas se desarrollarán el sábado 27, a las 21.30 y 23.30. Los precios van de $80 a $120, según ubicación y se pueden adquirir en la boletería de la sala dependiente del Instituto de Cultura, en el horarios de 17 a 22.



En la mítica obra de Ottino, que remite a un encuentro imaginario entre estas dos importantes figuras de la historia argentina, y que plantea un debate profundo y cada vez más actual sobre la Argentina que soñamos para nuestro futuro.



La obra es protagonizada por las actrices Andrea del Boca yGraciela Dufau, acompañadas por Charo Moreno.







Andrea del Boca, en una composición brillante, da vida esta vez a Eva Perón en sus
últimos años; mientras que Graciela Dufau, una de las más grandes actrices de la escena nacional, es Victoria Ocampo, ya en plena madurez. Charo Moreno acompaña a ambas en el escenario. Un desafío nada sencillo para esta puesta que no escatima recursos a la imaginación para llevar adelante la trama. Una escenografía y vestuario especialmente cuidados, diseñados por Sebastián Saba, con realización de vestidos a cargo de Susana Ortiz y Carmen Montecalvo, y fotografías de Gabriel Machado.



Una nueva adaptación del texto realizado por Graciela Dufau, que ahonda en la personalidad de ambos personajes y pone de relieve con mayor fuerza las diferencias ideológicas de los dos sectores de la sociedad que representan Eva y Victoria, y una dirección impecable que comparten Graciela Dufau y Hugo Urquijo.