Martes, 21 Agosto, 2012 - 09:42

La Pampa
Renunció un juez que "no confía" en la Justicia

Horacio Tolosa, juez de Control de General Pico, denunció -entre otras cosas- la penosa situación de los detenidos, que "salen peor de lo que ingresan".

El juez dijo que "no hay más muertos porque Dios los bendice todos los días". Así Horacio Tolosa, anunció su retiro de la Justicia pateando el tablero: aseveró que no confía en la Justicia, arrojó sospechas sobre determinados aspectos del sistema, dio a entender que una hija del ex vicegobernador fue acomodada en un cargo, reprochó la desidia de los funcionarios del Ejecutivo y denunció el penoso estado en que son alojados los detenidos.



Tolosa hace 25 años que es funcionario judicial. Este lunes El Diario intentó contactarlo para que diera algunas precisiones respecto de sus dichos, publicados en el diario La Arena, pero no fue posible dar con el magistrado.



Tolosa manifestó su hastío y desconfianza con aspectos del sistema judicial a partir de una referencia a la causa por los autos de alta gama, que él tuvo a cargo.



En ese sentido, aludió a la denuncia en su contra que presentó Ezequiel Catini, procesado por estafas reiteradas. Tolosa, según reproduce La Arena en su edición de hoy, se quejó de las consecuencias de ese planteo. "Fue una denuncia que hizo (Jorge Gabriel) Salomone (abogado del procesado) para sacarme de la causa, que, por supuesto, fue tratada por el Colegio de Abogados y el Superior Tribunal de Justicia de La Pampa. Salomone decía que eso afectaba su dignidad y honor. Ahora, digo yo, ¿mi dignidad y mi honor?".



Añadió: "En esta sociedad mediocre en la que vivimos, como es General Pico, estas personas son consideradas personas de éxito, pero la mejor ayuda que tendría que haberle dado a su defendido fue pedir una eximición de prisión. Acá el abogado cometió un error y trató de sacarse la responsabilidad de encima echándole la culpa a otros".



"Como no confío en la Justicia no acudo a ella, porque lo considero una pérdida de tiempo. La tranquilidad me la da el hecho que la causa sigue", destacó.



Después contó que "en su momento" tanto al ministro de Gobierno y Justicia César Rodríguez como al entonces vicegobernador Luis Campo, "les dije los problemas que había para poner en funcionamiento el nuevo Código Procesal Penal y los problemas están a la vista".



Sobre la situación de los detenidos, aludió a una situación "totalmente irregular". "Se lesionan derechos y garantías constitucionales, no se tienen en cuenta la situación legal, ni el perfil psicológico a la hora de alojarlos. En habitaciones de cuatro por cuatro metros hay alojados diez presos. Salen peor de lo que ingresan. Y no hay más muertos porque Dios los bendice todos los días", aseveró.
Fuente: 
El Diario de La Pampa