Martes, 21 Agosto, 2012 - 09:33

Polémica en EE. UU.
Un candidato a senador calificó de "legítimas" a algunas violaciones

"Si es una violación legítima, la mujer tiene mecanismos para detener el proceso de la concepción", dijo el republicano Todd Akin.

Las palabras del candidato republicano al Senado por el estado de Missouri, Todd Akin, quien habló de violaciones "legítimas" y de cómo las mujeres que las sufren no suelen quedar embarazadas, desataron un revuelo que no parece cercano a calmarse.



"En primer lugar, por lo que tengo entendido según los médicos, el embarazo como consecuencia de una violación es algo muy raro", dijo Akin en una entrevista a una televisora local. "Si es una violación legítima (o reglamentaria), el cuerpo de la mujer tiene mecanismos para detener el proceso de la concepción".



Las reacciones llegaron desde todos los sectores, al tiempo que crecía la presión para que Akin se retire de la carrera hacia el Senado.



El candidato difundió un comunicado asegurando que se había expresado mal y que sentía empatía por las miles de mujeres que son violadas y abusadas cada año en Estados Unidos.



Desde la Casa Blanca, el presidente Barack Obama lamentó las declaraciones y hasta en el Partido Republicano, los virtuales candidatos electorales a presidente y vicepresidente, Mitt Romney y Paul Ryan, se distanciaron de las ideas de su compañero de filas.



"Una violación es una violación"

Las declaraciones de Akin se encuadran en una discusión más compleja sobre el siempre polémico tema del aborto y los casos en los que el Estado debe financiar su práctica.



Pero, más allá del debate que se abre en torno a este dilema, cabe preguntarse de qué se habla cuando se utiliza la expresión "violación legítima". Al utilizar esta expresión, el aspirante republicano a senador asegura que no pretendía justificar el acto criminal sino que quiso hacer una diferencia entre las violaciones reales y los casos de denuncias falsas.



Sin embargo, el riesgo de malinterpretación era más que plausible. "Una violación es una violación", dijo de forma vehemente el presidente Obama.



"La idea de que tengamos que hacer un análisis sintáctico de la palabra y clasificar distintos tipos de violaciones, no tiene sentido para el pueblo estadounidense", agregó.



"Desde un punto de vista legal", le dijo a BBC Mundo la profesora de Derecho de la Universidad de Florida, Berta Esperanza Hernández-Truyol, "es imposible concebir que alguien haya dicho que tal acto criminal pudiese ser legitimo".



Se entra, además, en el peligroso terreno de calificar las violaciones de más o menos graves, y de poner en duda los testimonios de las víctimas. Aún así, la profesora Hernández-Truyol reconoció que hay categorías dentro de la violación, en cuanto al ensañamiento con que se produce el ataque.



Para iniciar un proceso, se tiene que dar la denuncia de la persona violada. Los exámenes médicos ayudan a que haya pruebas físicas, facilitando así el posterior proceso judicial, pero muchas veces no se cuenta con dicha evidencia y el testimonio de la víctima es suficiente para hacer una denuncia.



En opinión de la experta en leyes, el pánico a que se extiendan las denuncias falsas es irreal.

"Son poquísimos los casos de reclamaciones falsas, si bien son los que atraen más la atención del público", manifestó.



"Los abortos en el día de hoy son legales en Estados Unidos, no hay necesidad de hacer tales denuncias, porque se tiene acceso a terminar el embarazo legalmente".

Definición de violación



Las leyes que penalizan la violación en Estados Unidos difieren entre estados, al no tratarse de un crimen federal, le explicó Hernández-Truyol a BBC Mundo.



Pero la legislación estadounidense cubre ampliamente los casos en que se puede hablar del crimen de la violación.



El código militar de Estados Unidos, por ejemplo, define la violación como "un acto sexual cometido por la fuerza y sin consentimiento".



La Oficina de Estadísticas Judiciales estadounidense detalla todas las formas en que una agresión se puede considerar violación y precisa las partes del cuerpo que pueden estar involucradas.



El organismo oficial añade que también es violación cualquier abuso que se cometa utilizando un objeto, siempre que no haya consentimiento por parte de la víctima.



Sin olvidar el llamado estupro, o las relaciones sexuales con un(a) menor de edad, que en EE.UU. siempre se consideran delito aunque sean consentidas por ambas partes.



En toda esta amplitud, en cualquier caso, el concepto de "violación legítima" puede sonar, cuando menos, a una contradicción en sus términos.
Fuente: 
BBC