Lunes, 20 Agosto, 2012 - 18:55

El kirchnerismo buscará plebiscitar la gestión de Cristina en las legislativas de 2013 y espera triunfar por más del 45 %

Según un funcionario cercano a la Casa Rosada, la Presidente ya habría decidido apostar a la re reelección.



El kirchnerismo buscará "plebiscitar" la gestión de Cristina Fernández de Kirchner en las elecciones legislativas de 2013 y espera triunfar por más del "45 por ciento" de los votos, piso que le garantizaría una mayoría parlamentaria para convocar a una reforma de la Constitución y eliminar así, el límite a una tercera reelección consecutiva.



"El 2013 será un plebiscito, ahí se juega la suerte del kirchnerismo. O es fuerza de presión al próximo gobierno o es el próximo gobierno, con la re-reelección de Cristina", admitió un funcionario cercano a la Casa Rosada y dirigente de la nueva agrupación "Unidos y Organizados", alineada a La Cámpora que comanda la propia presidenta a través de su hijo Máximo.



Según coincidieron en admitir dirigentes del "kirchnerismo puro" e históricos del PJ, "la Presidenta ya decidió apostar a la re-reelección. Si en 2013 saca entre el 45 y el 49 por ciento de los votos, logramos los dos tercios en Diputados y van a faltar tres senadores para impulsar la necesidad de la Reforma Constitucional", aseguraron.



Sin embargo, admitieron que "si saca el 40 por ciento" en las elecciones legislativas previstas para el 23 de octubre del próximo año, "Cristina no podrá ser reelecta".



Ese eventual escenario -admiten- dejaría al gobernador bonaerense, Daniel Scioli, como "el candidato" con más chances.



"Si Cristina no puede ir por la re-reelección, el candidato va a ser Scioli, para lamento nuestro. Pero ella va a intentar ponerle al vicepresidente, gobernadores, legisladores, ministros, tener el control por todos lados", vaticinan desde las agrupaciones cristinistas que cada vez ocupan más espacios de poder en el Gobierno.



Se desprende entonces, que de no lograr una reforma que habilite la re-reelección después de octubre del próximo año, se desataría la verdadera interna en el PJ por la sucesión presidencial.



Varios dirigentes de "Unidos y Organizados", la corriente propia que lanzó la presidenta el 27 de abril en Vélez, admiten que en el kirchnerismo puro "hoy no hay nadie" que pueda reemplazar a Cristina, pero aseguran que la orden de la Presidenta es evitar que Scioli llegue a la Casa Rosada.



Mencionan a otros gobernadores como posibles rivales para el bonaerense: Sergio Urribarri (Entre Ríos); Jorge Capitanich (Chaco); Francisco "Paco" Pérez (Mendoza), e incluso el jefe de Gabinete, Juan Abal Medina.



De esta manera, Cristina se jugará "a todo o nada" en las elecciones legislativas de 2013 para mantener el poder a través de un tercer mandato, y en última instancia, intentar digitar a su sucesor y evitar la futura desaparición del kirchnerismo.



Para librar esa batalla, la ministra Alicia Kirchner sería la primera candidata a diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, aunque también se especula con una futura candidatura a Gobernadora o a Vicepresidenta en 2015.



La estrategia diseñada en Olivos y que replican desde La Cámpora a través de Máximo Kirchner, Andrés Larroque y "Wado" De Pedro y agrupaciones aliadas como el Frente Transversal (Edgardo Depetri); Kolina (Alicia Kirchner); Movimiento Evita (Emilio Pérsico y Chino Navarro) es "avanzar en un fuerte armado territorial" para ir reemplazando a los viejos caciques del PJ tradicional y preparar los nombres de los "candidatos leales".



"Ella va a poner en la lista del FpV sus candidatos, la condición es lealtad, que defiendan la reelección", sostienen.



Sin embargo, en la Casa Rosada admiten que solo con el ultrakirchnerismo no le alcanzará a la Presidenta para superar el umbral del 45 por ciento en 2013, por eso aclaran que respetarán acuerdos con intendentes y gobernadores del PJ que manifiesten entera "lealtad" y "defiendan" su continuidad.



"A Scioli le va a tirar huesitos", ironizan en el kirchnerismo al desnudar la estrategia de la Jefa de Estado.



Especulan con que "Scioli no va a jugar en 2013" generando una ruptura con lista de legisladores propios, aunque confirman que buscará frenar cualquier avance del gobernador.



"Scioli va a esperar, y se va a jugar a que no saquemos más del 40 por ciento" el año que viene, desconfían desde el sector más duro del kirchnerismo, enfrentado al peronismo tradicional y aseguran: "Si Scioli quiere ser Presidente, va a tener que ir a internas con el candidato que ponga Cristina, porque él no va a ser el candidato de ella y eso lo sabe".



No obstante, dirigentes históricos del PJ alineados a la Casa Rosada y conocedores de la historia pragmática del peronismo, disienten con esa postura de "todo o nada" en la guerra con Scioli, y admiten que "llegado el momento, habrá que ver quién es el mejor posicionado en las encuestas: Si tiene que ser Scioli, lo será y será ella quien decida".



Fuente: Agencia DyN