Sábado, 18 Agosto, 2012 - 18:32

Ante la OMC
Argentina acusa a la UE por "proteccionismo" en biocombustibles

El Gobierno inició un proceso de acusación en contra de la Unión Europea por impedir el ingreso de biodiesel "violando las normas" de esa entidad.

En la presentación, realizada ayer y reportada esta tarde, se planteó especialmente una queja contra España, a la que reprochó una decisión del 21 de abril último que "dispone una prohibición de hecho a la importación de biodiesel extracomunitario, dejando al producto de origen argentino, líder mundial por eficiencia y costos, fuera del mercado".



Esa medida, dispuesta por Madrid como represalia a la expropiación de las acciones que la petrolera hispana Repsol tenía en YPF, "agravó seriamente" el proteccionismo contra el biodiesel argentino, consideró la Cancillería en un comunicado.



"Los principales proveedores de biocombustibles a España y a la Unión Europea son países en desarrollo. Se trata de una medida que, como otras tomadas por décadas en el ámbito de la Unión Europea y otros países desarrollados, en los hechos, tienen por efecto impedir o limitar el ascenso en la cadena de valor de nuestras industrias", se quejó la cartera que conduce el ministro Héctor Timerman.



El año pasado, según la Cámara Argentina de Biocombustibles, el país vendió al exterior 1.692.891,20 toneladas de biodiesel, lo que generó ingresos por poco más de 2.000 millones de dólares, y lo ubicaron como cuarto productor mundial y primer exportador global.



El Palacio San Martín recordó que "en los últimos meses la Argentina ha venido denunciando en diversos foros los efectos negativos para nuestro país de numerosas trabas a nuestras exportaciones". "Estas presentaciones han alertado sobre las distorsiones estructurales del sistema multilateral de comercio, en cuyo contexto los países más poderosos abusan de su posición dominante en perjuicio de los países en desarrollo", subrayó el reporte.



La Cancillería ratificó que "la base del proteccionismo mundial son las medidas distorsivas tradicionales, como altos subsidios y aranceles, junto con la proliferación de barreras medioambientales, sanitarias, fitosanitarias y técnicas sin justificación científica".



El comunicado incluyó una respuesta a las quejas de terceros países por las medidas de la Casa Rosada en materia de comercio exterior, reclamos que consideró "injustificados".



Las acciones ante la OMC "han sido desarrolladas en forma paralela al rechazo a los injustificados cuestionamientos contra nuestro país por parte de algunos países que han liderado una ofensiva contra la política comercial externa argentina", sostuvo el Ministerio de Relaciones Exteriores.



Según la mirada oficial, esos cuestionamientos externos procuran "acotar nuestros márgenes de política y generar presión para la revisión de medidas legítimas adoptadas en el contexto de una crisis internacional originada y con epicentro en los países desarrollados".
Fuente: 
Agencia DyN