Sábado, 18 Agosto, 2012 - 18:15

Dato del PBI despierta optimismo

El EMAE de junio, registró un crecimiento de 1,1 % lo que despertó optimismo en los inversores sobre un posible pago del Cupón atado al PBI en 2013.

El dato del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) durante junio, que registró un crecimiento de 1,1 por ciento en relación con el mes previo, despertó hoy en los inversores optimismo sobre un posible pago del Cupón atado al PBI en 2013.



"El dato del EMAE es claramente un golpe de confianza hacia el Cupón, que con seguridad sentirá su efecto en las próximas jornadas", arriesgó este viernes en un informe Delphos Investment.



La desaceleración de la actividad económica durante el primer semestre había desesperanzado a los inversores sobre un nuevo pago del Cupón PBI, que sólo abonaría servicio en 2013 si la economía crece este año por encima del 3,26 por ciento.



El Gobierno deberá pagar en diciembre de este año, en total, unos 3.500 millones de dólares del Cupón PBI por el crecimiento de 2011, de los cuales unos 2.500 millones serán abonados en moneda extranjera.



El pago de este título público será el más importante del año, luego de que en agosto el Gobierno canceló unos 2.200 millones del BODEN 2012 y, al igual que este bono, echará mano a las reservas del Banco Central, hoy en torno de los 45.000 millones.



Para Delphos, el futuro del Cupón PBI es alentador, porque el último dato del EMAE "ayuda a calmar el temor a que la desaceleración se extienda más de lo previsto, algo que ha rondado por los mercados desde que se publicó el mal dato del mes de abril". Si el crecimiento del PBI no cambia hasta fin de año, el crecimiento sería de 1,75 por ciento, un número que el informe consideró "muy positivo".



"Con un crecimiento del 1,7 por ciento en el tercer trimestre y uno del 1 por ciento en el cuarto -cada uno de estos respecto al trimestre inmediatamente anterior-, el crecimiento del año respecto al 2011 sería de 3,28 por ciento, llegando así al número requerido para que se efectúe el pago", proyectó Delphos.



Sin embargo, las dudas de los inversores se basan en que 2013 será un año de elecciones legislativas nacionales, por lo que beneficiaría al Gobierno no tener que realizar un pago adicional de deuda, en momentos en que las restricciones en el mercado de cambio afectan a millones de personas.



(*) Para Dyn
Fuente: 
Agencia DyN