Viernes, 17 Agosto, 2012 - 16:34

La Cámara Federal vuelve a rechazar al estado como querellante en la causa por la tragedia de Once

No hizo lugar a un pedido en ese sentido que hizo el subsecretario Rafael Enrique Llorens.

La Secretaría de Transporte de la Nación fracasó otra vez en su intento de que el Estado sea admitido como querellante en la causa penal por la tragedia ferroviaria de Once, que causó 51 muertos y más de 700 heridos.



Fuentes judiciales informaron hoy que la Cámara Federal no hizo lugar a un pedido en ese sentido que hizo el subsecretario Rafael Enrique Llorens, quien había apelado un fallo anterior y similar del juez de instrucción Claudio Bonadio.



Al principio de la investigación Bonadio había aceptado al Estado como querellante, a pesar de que hay varios funcionarios imputados, pero las víctimas y familias querellantes apelaron y la Cámara revocó esa decisión y ordenó al magistrado a cambiar.



Entonces Llorens volvió a recurrir al tribunal de alzada pero los camaristas Horacio Cattani, Martín Irurzun y Eduardo Farah rechazaron de nuevo esa pretensión.

Los camaristas esta vez fundaron su fallo en "la concreta existencia de querellantes que han manifestado su voluntad de accionar contra el Estado Nacional en su condición de titular y garante del servicio público concesionado".



"Habilitar la intervención como acusador privado a quien las víctimas directas del hecho sindican como responsable civil de los daños ocasionados (...) implicaría admitir como posible que puedan coexistir en la misma persona el ejercicio de roles procesales tan antagónicos como estratégicamente opuestos", argumentaron.



En esta causa por el accidente ocurrido el 22 de febrero pasado, entre otros, están imputados y han prestado declaraciones indagatorias los ex secretarios de Transporte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, el titular de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT) Antonio Cicaro y el Subsecretario de Transporte ferroviario Antonio Luna.



Además, también han pasado unos días detenidos los dueños de la ex concesionaria de la línea Sarmiento, Trenes de Buenos Aires (TBA), los hermanos Cirigliano, el ex presidente Carlos Ferrari, y los directivos Darío Tempone y Daniel Rubio.



Todos consiguieron la excarcelación luego de aportar fuertes fianzas, mientras que el juez Bonadio aún tiene que resolver si los procesa, sobresee o dicta la falta de mérito.
Fuente: 
Agencia DyN