Viernes, 17 Agosto, 2012 - 15:40

Abrieron los sobres de la licitación privada para la construcción del Complejo Penitenciario I de Resistencia

En la oportunidad cuatro fueron las empresas que presentaron sus propuestas para construir el pabellón que albergará inicialmente a 100 internos.

El ministro de Infraestructura, Omar Judis y el ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Juan Manuel Pedrini encabezaron este viernes la apertura de sobre de la licitación privada para la construcción de la primera etapa del Complejo Penitenciario I de Resistencia.



El ministro de Infraestructura, Omar Judis y el ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, Juan Manuel Pedrini encabezaron hoy la apertura de sobre de la licitación privada para la construcción de la primera etapa del Complejo Penitenciario I de Resistencia. En la oportunidad cuatro fueron las empresas que presentaron sus propuestas para construir el pabellón que albergará inicialmente a 100 internos entre las cuales se encuentran: Chaco Construcciones, Cesar Claris- Scala S.RL correspondiente a la Unión Transitoria de Empresa (U.T.E), Pietra S.R.L y Avanti S.A.



El Complejo Penitenciario I de Resistencia que comenzará a ejecutarse en septiembre demandará en su primera etapa una inversión que asciende a los 9.996.660 y se ejecutará en un plazo de seis meses. La obra se construirá sobre una superficie de
2.306 metros cuadrados en un terreno cercano en donde actualmente funciona la alcaidía de Resistencia y Unidas Penal, allí se ejecutará en esta primera etapa un pabellón destinado al albergue a 100 internos.



Participaron del acto además el secretario de Seguridad, Javier Oteo; el subsecretario de Asuntos Penitenciarios, Juan Carlos Goya y el titular del Servicio Penitenciario, José Luis Benítez.



UN ESPACIO SEGURO PARA LA REINSERCIÓN SOCIAL

En este sentido Judis adelantó que este es el inicio de un proyecto que apunta a construir un Complejo Penitenciario de gran magnitud, como es el de Presidencia Roque Sáenz Peña, con una capacidad para albergar a más 500 internos. “Con estos modernos edificios penitenciario vamos a conformar técnicamente el mapa de detención de condenados con la posibilidades de garantizar la seguridad, la rehabilitación y la reinserción social de los internos”, subrayó.



Estas obras se enmarcan en el plan de infraestructura trazado por el gobierno provincial que apunta a fortalecer el sistema penitenciario provincial. “A partir de nuevas estructuras penitenciarias y la remodelación de las existentes apuntamos a contar con servicios penitenciarios de calidad que permitan disminuir el hacinamiento de la alcaida existente”, indicó.



UN COMPLEJO PENITENCIARIO CON TECNOLOGÍA DE ALTA SEGURIDAD

El Complejo Penitenciario se construirá con tecnología tipo tradicional adecuada a edificios de seguridad. Esto significa que contará con muros armados, cielorrasos con mallas metalizas, pisos de cemento llaneado, e instalaciones reglamentarias de seguridad. Además acorde a esta característica se ejecutará toda la instalación sanitaria y eléctrica interna contra incendios



Asimismo para avanzar en la inserción social de las personas privadas de su libertad se ejecutarán ampliaciones para la instalación de talleres de capacitación laboral. Además de la realización de otras actividades como ser religiosas, deportivas, educativas y culturales.



En este sentido el titular del Servicio Penitenciario y Readaptación Social Provincial, comisario general retirado José Luis Benítez explicó que se trata una unidad totalmente independiente dirigida a contemplar todas las necesidades que tiene el personal en materia de seguridad y el tratamiento inclusivo de los reclusos en la actual alcaidía como consecuencia de la falta de espacio. “Una obra que es posible gracias a la política de seguridad y reinserción social que lleva adelante el gobierno provincia y que apunta a fortalecer el servicio penitenciario de la provincia”, concluyó.



REVIRTIENDO UNA HISTÓRICA DESINVERSIÓN


Tras el acto, el ministro de Gobierno, destacó la importancia de la obra, que junto a la alcaidía de Sáenz Peña solucionaría el problema de infraestructura para el 60 por ciento de las personas privadas de su libertad en la provincia. “Veníamos de una histórica desinversión en infraestructura carcelaria y lo estamos revirtiendo con obras trascendentes como la presente”, destacó el funcionario, a la vez que valoró el trabajo realizado por el Servicio Penitenciario Provincial.



En esa línea, consideró que la medida significa “una nueva apuesta del Gobierno en materia de derechos humanos y reinserción social”, y subrayó que para el 2015 se prevé contar con nueva infraestructura, garantizando así mejores condiciones para el 100 por ciento de las personas privadas de su libertad en el Chaco.
Al respecto, mencionó que la presente obra y la alcaidía de Sáenz Peña, albergarán al 60 por ciento de los reclusos.



“Años de desinversión se revierten con la puesta en marcha de nuevos complejos carcelarios acordes a las políticas de reinserción social, con base en el respeto pleno por los derechos humanos en contexto de encierro”, concluyó.