Jueves, 16 Agosto, 2012 - 16:15

Cámara Argentina de Comercio rechaza proyecto para pagar doble jornada mercantil durante fines de semana

La iniciativa implicaría la duplicación de los costos laborales para quienes desarrollan tareas los sábados después de las 13 hs y los días domingos.

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) solicitó que no se sancione el proyecto de ley que modifica los artículos 204 y 207 de la ley de contrato de trabajo, medida que implicaría la duplicación de los costos laborales para quienes desarrollan tareas los sábados después de las 13 hs y los días domingos.



La entidad fundamentó ante diputados nacionales que "la medida afectará el nivel de empleo y favorecerá la informalidad, cuando el país en su conjunto está realizando enormes esfuerzos para mantener el trabajo decente". El proyecto ya cuenta con media sanción del Senado de la Nación y dictamen favorable de la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados.



En un comunicado, la CAC destacó que "entre las múltiples actividades perjudicadas están aquellas que concentran su mayor actividad los fines de semana como hoteles, restaurantes, cines, teatros, clubes, espectáculos deportivos y culturales, museos, parques temáticos, panaderías, pizzerías, rotiserías, casas de empanadas, carnicerías, verdulerías, supermercados, venta de automotores, venta de materiales, ferreterías, concesionarios de automotores, como así también otras que no pueden discontinuarse como el transporte aéreo y automotor, estaciones de servicio, servicios públicos, que se verían perjudicadas y con escasas posibilidades de absorber los costos". Además, de convertirse en ley, la CAC sostiene que "se iría a contramano del objetivo de fomentar el turismo que impulsa el Poder Ejecutivo a través de la implementación de feriados puente para favorecer la actividad los fines de semana en distintas regiones del país, al aumentar los costos y quitar competitividad al sector". La medida, según la CAC, "obliga a duplicar el pago los fines de semana, pero también a mantener la obligatoriedad de dar el franco compensatorio a los empleados y en este punto avanza contra las normas de higiene y seguridad, ya que permite al trabajador -a su libre elección-, acumular los francos que no le sean concedidos y que no se tome, a lo largo de toda la relación laboral con la empresa, otorgándole el beneficio de poder reclamar el pago de los mismos al final de dicha relación, monto que deberá abonarse por duplicado".
Fuente: 
Agencia DyN