Jueves, 16 Agosto, 2012 - 11:35

Para diputados del NEA, el retraso del Segundo Acueducto "es por la falta de previsión financiera de Gobierno"

Aseguran que "no se le dice la verdad a la gente", y que tras 16 meses "sólo hay colocado un puñado de caños que no supera el 3 % de la obra general".

Los legisladores provinciales del Bloque UCR NEA, Hugo Domínguez y Sergio Vallejos, presentaron un pedido de informes ante la Cámara de Diputados del Chaco, mediante el cual quieren conocer detalles del avance de obras de nuevo acueducto del interior provincial.



Los legisladores consideraron que “no se le dice toda la verdad a la población”, pidieron que “no se juegue con la ilusión de la gente” y señalaron que “hay demoras en las obras y hubo muchas promesas y gestiones que parecen infructíferas ante la Nación, a pesar que se le dieron todos los instrumentos legales para trabajar desde la Legislatura chaqueña”.



Los legisladores radiales señalaron que en febrero de 2011 (hace más de año y medio) el Gobernador Jorge Milton Capitanich suscribió en la ciudad de Sáenz Peña, el Contrato de Obra para el Segundo Acueducto y desde entonces “sólo se habrían realizado pequeñas obras sin mostrar ningún avance”.



Precisaron que el Pliego de Bases y Condiciones que rige la ejecución de la obra establece un Plazo de Ejecución de la misma de 36 meses y, “el presidente de Sameep, Gustavo Martínez, dijo públicamente que la obra se terminaría en 24 meses, con lo cual sólo faltarían 8 meses para cumplirse esa promesa y ahora nos dicen que podría estar para el 2014”. Pidieron que “se le diga la verdad a la gente, que se terminen los anuncios y se precise el estado real de obras, porque no se puede jugar con la ilusión de la gente”.



FALTA DE PREVISIÓN FINANCIERA

Los diputados de UCR NEA, remarcaron que ya han transcurridos 16 meses de aquella firma de contrato) y, “como cualquier ciudadano lo puede comprobar, sólo se ha colocado un puñado de caños que no supera el 3 % de la cantidad total que demanda la obra”. Aducen a la falta de previsión, por parte del Gobierno, de aspectos financieros que hacen a la compra de materiales para la ejecución del Acueducto, más teniendo en cuenta que en noviembre de 2011 desde la Legislatura se autorizó que se garantice el endeudamiento con la Coparticipación Federal.



En ese sentido los legisladores provinciales se peguntan: ¿Cómo se procedió a la firma un contrato de obra si antes no se previeron los requerimientos exigidos de las entidades financieras? ¿Qué adelantos se efectuaron a la empresa contratista para el inicio de obras y con qué recursos? ¿Se obtuvieron realmente los créditos requeridos a la Banca Brasileña para la compra de materiales? ¿Cuál será el plazo final de la obra, si ahora comprometen terminarla en 12 meses cuando en los 16 transcurridos es casi nula la actividad?; ¿Existen redeterminaciones de precio de obra, atento el tiempo transcurrido y los mayores costos generados por la inflación y la movilidad del tipo de cambio? ¿Cuál es el costo actual de la obra y cuáles son las previsiones a futuro?



Por ello, Domínguez y Vallejos, manifiestan que “se está jugando con la ilusión de la gente, utilizando anuncios rimbombantes, publicando reuniones con funcionarios nacionales, pero las obras no aparecen”. Piden que se informe de manera “fehaciente” a la población de la demora en el inicio de la obra, y especialmente “cuál será el costo real que vamos a pagar todos los chaqueños”.



También reiteraron que desde la Legislatura provincial “se le han facilitado al Gobierno todas las herramientas solicitadas para la concreción y continuidad de la obra quedando la responsabilidad de gestión exclusivamente en manos del poder administrador, y los resultados siguen sin verse”.