Miércoles, 15 Agosto, 2012 - 17:31

Se tratan del 11, 12 y 13
Buscan descomprimir Juzgados Civiles y Comerciales

El STJ remitió un proyecto de Ley mediante el cual solicita que se lo faculte para extender la competencia en procesos monitorios a todos los juzgados civiles de Resistencia.

En la nueva asignación de competencia quedarán exceptuados los juzgados especializados, ellos son Civil y Comercial 10 y 23 (Concursos y Quiebras) y 18 (Ejecuciones Fiscales).



La modificación operaría sobre la competencia establecida por el artículo 4 de la ley 4850 y la aplicación de las normas contenidas en la ley 6002 a dichos procesos.



Una vez puesta en funcionamiento la reforma los juzgados 11, 12 y 13 ingresarán 50 causas por mes cada uno. Así, cuando se complete ese cupo los restantes expedientes se distribuirán automáticamente entre los demás juzgados civiles y comerciales del fuero. De acuerdo con el caudal actual de tramitaciones, esto significaría que 17 juzgados se repartirían un remanente de 350 causas, alrededor de 20 por cada uno de ello. Aunque también se contempla la posibilidad de que dicho número se reduzca significativamente como resultado del aumento del monto de competencia de la justicia de paz.



El STJ fundamenta su pedido en que como resultado del desdoblamiento de los originarios juzgados civiles y comerciales 1 a 10, ellos exhiben ahora una adecuada capacidad de respuesta frente a la demanda al contar con mayor número de operadores entre quienes distribuir la tarea, registrándose un ingreso aproximado de 40 a 50 causas por mes y un movimiento diario de expedientes que se refleja en listas de despacho de entre 80 y 100 causas. Por lo cual estarán en condiciones de recibir el remanente antes mencionado. A esto debe añadirse que los cambios no tienen impacto sobre el presupuesto.



37.000 CAUSAS EN CUATRO AÑOS

Desde su puesta en funcionamiento en 2008 hasta el 31 de mayo de este año los tres juzgados con competencia en procesos monitorios ingresaron 37.356 expedientes.

Además entre enero y mayo de 2012, inclusive, recibieron 2446 causas que significan unas 800 por cada uno. En ese mismo lapso se emitieron 2968 sentencias.



Dichos juzgados quedaron así prontamente superados por el número de expedientes que pueden tramitar y resolver los magistrados a cargo, más aún cuando se destaca que en la estructura del proceso monitorio la primera tarea del juez es el análisis minucioso del título ejecutivo.



Los fundamentos del proyecto destacan en tal sentido que todo esto desvirtuó “la principal finalidad que inspiró la puesta en funcionamiento del fuero especializado en procesos ejecutivos y la aplicación del proceso monitorio, cual era brindar respuestas que privilegien la celeridad mediante un procedimiento abreviado y el cobro acelerado y sumario de sumas líquidas de dinero, así como todas aquellas otras obligaciones incluidas en la ley”.



Vale destacar que este tipo de procesos se pusieron en práctica como una “vía rápida y expedita caracterizada por una decisión inicial sobre el fondo y sin audiencia de la contraparte, condicionada a la impugnación o no en un término perentorio”. Su implementación en el Chaco respondió a la política sostenida desde hacía largo tiempo por el Superior Tribunal de Justicia enderezada a agilizar los procesos de tal naturaleza.