Miércoles, 15 Agosto, 2012 - 14:56

Correo de nuestros lectores
¿Molesta el interés de la Juventud en la política?

Una juventud que se ha vuelto a interesar en la política como no sucedía desde los ’60 y ’70. La respuesta a la diputada Alicia Terada.

En recientes declaraciones, la diputada por el ARI Alicia Terada recurrió a grandilocuencia insustancial e infundada con el visible objetivo de aportar a la maratón de desprestigio del gobierno nacional atentando contra principios fundamentales de la democracia misma de la que ella es emergente y a la que debería honrar.



No hay polémica respecto de la presencia de La Cámpora en las escuelas. Lo que molesta a estos sectores, émulos de la derecha en baja en nuestro país desde 2003, es la existencia misma de una juventud militante. Una juventud que se ha vuelto a interesar en la política como no sucedía desde los ’60 y ’70, una juventud comprometida no solamente con el decir, sino con la puesta en marcha de acciones solidarias y de entrega para la comunidad. ¿Qué otra cosa fue si no la campaña nacional “Florecen mil flores, pintemos mil escuelas”?



Livianamente, la diputada Terada repite dichos de su referente: la díscola Lilita Carrió, para quien el “sistema kirchnerista es un sistema fascista”. ¿Qué es el fascismo para ustedes, diputada Terada? ¿La Asignación Universal por Hijo?, ¿la Ley de Servicios Audiovisuales?, ¿la derogación de la Ley Federal de Educación del menemato?, ¿los Juicios por la Verdad?, ¿las leyes de Matrimonio Igualitario?, ¿las drásticas reducciones de los índices de desempleo, pobreza e indigencia?, ¿el proceso de reindustrialización de nuestra economía?, ¿la repatriación de científicos?, ¿la mayor inversión del Presupuesto nacional en educación de la historia de nuestro país?, ¿la liberación de la economía nacional del yugo de los organismos internacionales de crédito?



Podríamos seguir la lista. En realidad, no podemos más que concluir que lo que molesta a la diputada es la política misma. Y más si esa política es encarnada por la juventud. Una juventud políticamente alerta y comprometida.



Con sorpresa, podemos comprobar también que la diputada, al repetir lo dicho por la corporación multimedial del grupo Clarín y sus cómplices, no hace más que multiplicar una mentira.



La última medición del INDEC de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) fue fijada en $ 688,37 ($ 5,55 por persona por día). Pero, afirmar que “según el INDEC, una persona puede vivir con $ 6 por día” es sencillamente obliterar la información de la encuesta, que dice que si una persona cuenta con $ 5,55 o menos por día para cubrir sus necesidades básicas alimentarias es indigente.



Las pretendidas acusaciones de la diputada a los gobiernos nacional y provincial no son otra cosa que ruindades disfrazadas de preocupación. Y que terminan por intentar volver a instalar fantasmas de los tiempos de las nefastas dictaduras en nuestra sociedad. Suenan a aquellas frases nefastas de: “Sálvese quien pueda”, “Usted, ¿sabe dónde está su hijo?” y “Por algo será”.











(*) Subsecretario de Articulación Interinstitucional del Ministerio de Educación del Chaco.