Miércoles, 15 Agosto, 2012 - 11:05

Brasil bajó 2.5 % el crecimiento
Planifican privatizar puertos y aeropuertos
Dilma presentó plan para abaratar la energía y concesionar para impulsar la economía brasileña

Por el freno de la economía el gobierno brasilero invertirá US$ 70 mil millones en rutas aeropuertos y puertos. Buscan reducir los costos de logística.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, tiene desde hace varios meses un objetivo entre ceja y ceja: frenar la desaceleración económica de su país. Con ese fin, la mandataria, baraja ahora varias medidas, entre las que podría abaratar la energía, privatizar los puertos y aeropuertos o reducir los impuestos.



Dilma es una economista con experiencia, muy preocupada por el frenazo que ha sufrido el crecimiento de su país, que ha pasado de crecer en el año 2010 un 7,5% a llegar con dificultades al 5%.



Aunque todavía no está claro qué aeropuertos podría privatizar el ejecutivo. Sin embargo, los expertos internacionales señalan a Río de Janeiro como una opción factible. Su terminal necesita ser urgentemente modernizada antes del Mundial de fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016, los sucesores de Londres 2012.



El plan de Rousseff pretende consolidar los impuestos federales para que se evite el doble pago, con el fin que se logren aumentar las inversiones internacionales.



Este arsenal de medidas son planteadas en Brasilia, durante una reunión bianual con empresarios brasileños, en un claro gesto hacia los ejecutivos de su país.



Rousseff indicó que se pretenden modernizar la infraestructura de rutas, ferrovías, hidrovías y puertos. Lo adelantó antes del acto en el que se espera que anuncie privatizaciones en servicios de transporte y logística.



“Necesitamos ampliar nuestras ferrovías e hidrovías que, en un país continental como Brasil, son excelentes alternativas de transportes de pasajeros y de cargas –dijo–. Pero necesitamos invertir en carreteras, aeropuertos y puertos”, agregó Rousseff en su columna semanal Conversación con la presidenta.



La mandataria presentará el proyecto con los principales empresarios del país para acelerar los planes de infraestructura del gobierno, en pos de la reducción del llamado costo Brasil, un reclamo del sector privado frente a problemas logísticos para la actividad comercial exportadora.



“Vamos a invertir unos 70 mil millones de dólares en esas áreas hasta 2014. Esto convierte a Brasil en un país más competitivo, estimula la economía, genera empleo y aumenta la calidad de vida de todos”, sostuvo la dirigente petista.
Fuente: 
AmericaEconomica - Página 12