Martes, 14 Agosto, 2012 - 19:48

Legislativos autoconvocados se reunieron con Aguilar y manifestaron que "el paro es injustificado"

Los trabajadores expresaron su preocupación por verse impedidos de cumplir sus labores y a presiones de los dirigentes del gremio.

Un grupo de empleados legislativos autoconvocados, que no responden al paro convocado por el gremio legislativo AGUEL, se reunió con el presidente Aguilar. Manifestaron que consideran el paro es injustificado dado que no se cumplió el tiempo de diálogo que se había acordado y que el mismo está siendo fogoneado por sectores políticos que quieren perjudicar a la actual gestión.



“Somos más de un centenar de empleados legislativos que no acompañamos el paro. El presidente propuso que se esperara hasta el día jueves para mantener una reunión conjunta con el Ministro de Hacienda. Toda vez que un presidente de la Legislatura inicio su mandato se lo ha acompañado, no veo la razón por la cual hoy hay un sector que esta impidiendo que el presidente pueda trabajar, nosotros como empleados no estamos de acuerdo con esta medida, creemos que es totalmente arbitraria y lo que más preocupa es que se rompa el dialogo, o que rompan el dialogo los del gremio perjudicando a todos los empleados, es por eso que consideramos que el paro se tiene que levantar”, expresó Ana María Pratt, personal de la Cámara de Diputados.



“Además pedimos respeto
a los empleados que quieren trabajar y no adherirse al paro porque no vamos a permitir presiones de ningún tipo,
porque veo insitando al paro a las mismas personas que ante reclamos realizados a la anterior gestión nos decían que eran cuestiones políticas” aseguró.



Añadió además que “la gestión actual no ha realizado cambios en la estructura como sí realizaron gestiones anteriores, que llegaban y cambiaban a todos los directores para poner gente de su confianza. Se mantuvo a todos en sus cargos, al igual que a los contratados que venían trabajando en las direcciones de la Cámara”.



El licenciado Aguilar en esta reunión comunicó a los empleados entre otras cosas que se iban a respetar los contratos de quienes estaban cumpliendo funciones y que la cuestión salarial se iba a analizar en reunión conjunta con el Ministro de Hacienda, una vez que se levante la medida de fuerza.