Martes, 14 Agosto, 2012 - 19:18

Cifras del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos
Tierras rurales en manos de extranjeros equivalen a 67 ciudades de Buenos Aires

El Gobierno anunció que en 13 días vencerá el plazo de 180 días establecido por la reglamentación de la Ley de Tierras por lo que extranjeros deben presentar declaraciones juradas.

La Ley de Tierras N° 26.737, establece que los extranjeros que hayan adquirido tierras rurales antes del 29 de diciembre de 2011, deben presentar sus declaraciones juradas antes de fin de mes.



La documentación debe ser presentada ante el Registro Nacional de Tierras Rurales (RNTR), que depende del ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que es el organismo de aplicación de la ley. El proceso de instrumentación de esta norma, impulsada por la presidente Cristina de Kirchner, y sancionada por el Congreso en diciembre del año pasado, recibió un fuerte respaldo institucional el pasado jueves, con la participación de 23 provincias en la primera reunión del Consejo Interministerial de Tierras Rurales. Dicho Consejo es una entidad federal que tiene el claro objeto de articular todas las acciones necesarias para garantizar el cumplimiento de la Ley.



Estos son los primeros datos parciales revelados por el ministro de Justicia y DDHH, Julio Alak:



- Hasta el momento el Registro recibió 900 declaraciones juradas, de las cuales el 85% corresponde a personas jurídicas y el resto, a personas físicas.



- En el territorio nacional, el total de tierras rurales en manos extranjeras, declaradas hasta el momento, llega a las 1.366.463 hectáreas. Lo que equivale a 13.664,63 kilómetros cuadrados, comparable con el territorio que ocupan 67 ciudades de Buenos Aires todas juntas, o más de la mitad de la provincia de Tucumán o 54 glaciares como el Perito Moreno.



- La Rioja lidera la lista de provincias con mayor cantidad de tierras rurales extranjerizadas, con 404.599 hectáreas.



- En el listado de nacionalidades, los que más hectáreas poseen en el país son los italianos.



Desde el ministerio de Justicia, remarcaron que la Ley de Tierras busca "proteger los recursos naturales argentinos, como política estratégica del país en un contexto global de crecimiento demográfico y aumento de la demanda alimenticia y energética".



"Permitir la concentración de la tierra en manos extranjeras supone resignar soberanía, y por eso es de un alto interés patriótico defender el dominio nacional del suelo argentino", advirtió Alak durante el encuentro del Consejo.
Fuente: 
Ambito Financiero