Martes, 14 Agosto, 2012 - 07:50

Buenos Aires
Tras diez días de paro, los subtes vuelven a funcionar

Las unidades circulan con normalidad, aunque permanece la frecuencia reducida dispuesta por Metrovías.

Los gremialistas aclararon que es un convenio "provisorio", ya que "el salario aún no está resuelto".



Luego de diez días muy complicados para el tránsito de la Ciudad, los denominados metrodelegados firmaron un acuerdo con la concesionaria Metrovías y retomaron este martes sus actividades.



"El acuerdo se dio a partir de concesiones recíprocas",
confirmó anoche Luis Ramírez, abogado de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP).



El subsecretario de Trabajo, Ezequiel Sabor, informó: "Se levantó la medida de fuerza atento al fruto de lo que hemos trabajado durante todos estos días".



"Los principales puntos del acuerdo son licencias por maternidad y vacaciones. En el aumento salarial se mantiene lo que había firmado la UTA, por 23%", continuó.



La AGTSyP precisó que el acuerdo consta de "mejoras en las condiciones de trabajo, modificaciones en el régimen de licencias y un reordenamiento en los niveles salariales que permiten destrabar este conflicto".



Así, tras diez días de paro, los trabajadores agrupados en esa entidad volverán este martes a sus puestos y el servicio se prestará normalmente, aunque continuarán las negociaciones paritarias "que se encuentran vencidas desde el 28 de febrero pasado", informó el sindicato.



"Pedimos disculpas al conjunto de usuarios del subte y otros medios de transporte que resultaron perjudicados por la medida que nos vimos en la obligación de llevar a cabo y que hoy, luego de ser evaluada la propuesta y votada por el conjunto de trabajadores, ha quedado suspendida", indicó el gremio a través de un comunicado.



En tanto, en conferencia de prensa, el líder de los metrodelegados, Roberto Pianelli, aclaró que se firmó con Metrovías un acuerdo "provisorio", y aseguró que la cuestión salarial "no está resuelta".



"Por suerte pudimos llegar a un acuerdo transitorio, pero acá
no se termina el problema, continúa... Nuestro salario no está resuelto", indicó Pianelli.



De todos modos, subrayó que los trabajadores agrupados en la AGTSyP decidieron "hacer un gesto, pero no hacia el gobierno porteño que ha mostrado un desprecio absoluto", sino para "los usuarios" del servicio.



"No estamos contentos, estamos más aliviados. Contentos vamos a estar cuando nuestros compañeros puedan recibir un salario digno, condiciones dignas y cuando los pasajeros puedan viajar seguros", apuntó el dirigente sindical.



La huelga histórica convirtió en un calvario la semana laboral de casi un millón de usuarios y miles de trabajadores que diariamente circulan por la Capital Federal ante la dificultad para poder trasladarse.



Las principales arterias y las autopistas que conectan con la Ciudad estuvieron desbordadas en todo momento, pero la situación se tornaba caótica en las horas pico. Para intentar paliar la falta del servicio, el gobierno porteño habilitó micros escolares -sólo por la tarde- y guarderías de bicicletas.
Fuente: 
Infobae