Lunes, 13 Agosto, 2012 - 11:31

Argumentan que se toma de rehenes a los afiliados al INSSSEP
El Bloque NEA votará contra el proyecto de la radical González sobre el plus médico

Hugo Domínguez y Sergio Vallejos indicaron que irán contra el proyecto que propicia regular el plus médico que se debate en la legislatura chaqueña.

Remarcaron que tomaron tal decisión porque “estamos del lado de los afiliados que son rehenes en cuanto conflicto se produce entre el Gobierno y las organizaciones que agrupan a los prestadores”.



Al mismo tiempo adelantaron que pedirán que se eviten las sanciones “preventivas” a los profesionales de la salud ante denuncias de cobro de plus, “hasta tanto se compruebe la falta”, porque caso contrario “se caería en una caza de brujas que podría derivar en múltiples juicios para el Estado y los prestadores de la salud, que pagaríamos todos los ciudadanos chaqueños”.



Ambos legisladores radicales indicaron que “en esta cadena de responsabilidades estamos del lado de los más débiles, con los afiliados, porque será el Estado quien deba controlar que no se cobre plus, sin comprometer al afiliado". Resaltaron que entienden “la posición de los prestadores que tienen dificultades para cobrar por el trabajo que realizan”, pero al mismo tiempo señalaron que “serán sus organizaciones que los representan, las que deberán exigir que se cumplan los compromisos, en mesas de negociaciones, con la convicción de no afectar a los afiliados”.



Indicaron que “el Gobierno será responsable de que los médicos cobren en tiempo y forma, porque no se deben generalizar preconceptos, ya que son muchos los médicos que no se llenan de oro con su tarea, simplemente son trabajadores que necesitan llevar el dinero a sus casas para vivir”.



Tanto Domínguez como Vallejos manifestaron que propondrán modificaciones en el Artículo 6º de la Ley en el que manifiesta que se “suspenderá preventivamente” al prestador que estaría cobrado plus. “No podemos dar por hecho que debe ser suspendido un prestador por el sólo hecho de la denuncia, porque esta situación debe estar comprobada por el organismo de control que debe ser el Insssep, caso contrario estaríamos en una caza de brujas que, por lesionar el ejercicio de la profesión, al menos ante esa obra social estatal, podría causar mucho daño al Estado provincial y obviamente a los prestadores, y por ende a los ciudadanos que aportamos para tener una salud digna”, remarcaron.



“El Gobierno deberá jugar el rol que le compete y será el de garantizar el funcionamiento de los convenios respectivos, respetarlos cumpliendo con los mismos en tiempo y forma, porque está en juego la salud de los afiliados, que no es una mercancía ni un elemento de negociación”, dicen los legisladores del NEA.



Por último afirmaron que “la salud se cuida, se respeta y debe estar en la agenda del Gobierno cumplir con las resoluciones derivadas de los convenios y mantener la cadena de pagos a los prestadores tal como se ha comprometido y serán estos últimos los que deberán aceitar sus mecanismos de negociación con el Estado para
evitar medidas que conspiren contra el derecho a la salud de los afiliados”.