Viernes, 10 Agosto, 2012 - 18:41

Aguirre Píela al frente de Colonización
Bergia: "Los legisladores no tenemos la facultad de designar funcionarios para el Ejecutivo"

Luego de que no se consiguieran los votos para confirmar la designación de Piela en una sesión anterior, el diputado advirtió "los legisladores no debemos confundirnos".



Respecto a la nueva designación de Aguirre Píela como vocal del Instituto de Colonización y ciertas posiciones
que se darían al momento del tratamiento de su pliego el Diputado provincial Juan José Bergia ,presidente del Nuevo Espacio de Participación (Ne-Par ) expreso:



“Sobre el análisis de los requisitos que debe cumplir un funcionario para recibir el acuerdo del cuerpo legislativo considero y, la doctrina en general así lo refiere, que estos deben referirse exclusivamente
a aspectos legales y constitucionales y no a pareceres de tipo personal.



Es decir que, si en el tratamiento del pliego del funcionario en cuestión, se diera el caso de impugnación o rechazo por parte de un legislador, estos deberían fundarse en cuestiones de tipo objetivo, por ejemplo, antecedentes penales, mal desempeño en funciones realizadas (debidamente comprobadas), impugnaciones anteriores, denuncias etc. llegado el caso en que quisiera sugerirse algún tipo de conducta que pueda reñirse con la ética o la moral, igualmente estas deberían fundarse también en aspectos objetivos susceptibles de comprobaciones.



Tampoco los señores legisladores debemos confundirnos, nosotros no tenemos la facultad de designarle los funcionarios al Ejecutivo, simplemente le prestamos acuerdo porque la ley así lo ordena, por ello en forma alguna podemos decir por el ejecutivo quienes habrán o no cubrir ese tipo de cargos, puesto que nadie mejor que el gobernador puede saber que personas resultan mas idóneas y probas para acompañarlo en su gestión, y es allí precisamente el fundamento de su potestad para designarlos en dichos cargos.



No puede dudarse de que no habiéndose alcanzado el numero necesario de votos para conseguir el Acuerdo en la primera sesión especial de su designación, por lo tanto este nuevo expediente, fundado en una nueva designación por parte del ejecutivo, no constituye en forma alguna una reiteración o insistencia. Por ello, podría considerarse caprichoso negar un acuerdo a una decisión, que habida cuenta del interés del ejecutivo, resulta una clara decisión del gobernador respecto de quien debe cubrir dicho cargo.



En el futuro deberíamos tener mayor cuidado a la hora de legislar sobre esta materia, evitando caer en el vicio de terminar imponiéndole funcionarios al ejecutivo, cuando nuestra labor como funcionarios consiste simplemente en analizar el pliego y observar si existen razones tangibles y concretas para rechazarlo, siempre fundado el rechazo en cuestiones constitucionales y legales y no en apreciaciones meramente subjetivas.