Viernes, 10 Agosto, 2012 - 18:21

Incertidumbre entre desocupados españoles por la ayuda estatal

El gobierno de Mariano Rajoy no confirmó si renovará una subvención de 400 euros que reciben alrrededor de 150 mil personas al borde de la exclusión.

La angustia aumenta en España entre los desocupados más necesitados, a quienes el gobierno del presidente Mariano Rajoy mantiene en vilo por no aclarar si renovará la subvención de 400 euros que reciben unas 150.000 personas al borde de la exclusión.



El Ejecutivo español se encuentra de vacaciones hasta el 24 de agosto, pero el próximo miércoles expira el “Plan Prepara” (Programa de Recalificación Profesional), una ayuda que reciben sólo algunos de los desocupados de larga duración que ya agotaron su subsidio de desempleo contributivo.



Este plan reemplazó en 2011 al creado por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero en agosto de 2009 y que habría beneficiado a unas 500.000 personas, que recibieron 426 euros durante seis meses.



Hace una semana, al hacer balance de sus primeros siete meses de gestión, Rajoy dejó en el aire la continuidad de la subvención al afirmar que su gobierno no había tomado una decisión sobre la prórroga del programa.



Ninguno de sus funcionarios aclaró en los días siguientes el panorama, mientras la desesperación aumenta entre los beneficiarios de las ayudas, entre 100.000 y 150.000 personas en la actualidad y unas 600.000 potenciales hasta 2012, según cálculos sindicales.



En plena ola de recortes, nadie descarta que el gobernante Partido Popular (PP) suprima estas ayudas.



“El gobierno está buscando una solución”, dijo hoy el portavoz parlamentario del gobernante Partido Popular (PP), Alfonso Alonso, en declaraciones radiales.



Sin embargo, Alonso criticó el actual plan que en su opinión “dejó de ser un programa de reinserción y pasó a convertirse en una subsidio social”, y aseguró que hay que “buscar otra fórmula”.



Desde el opositor Partido Socialista (PSOE), el secretario de Organización, Oscar López, aseguró que Rajoy carece de la “mínima sensibilidad” para prorrogar la ayuda de 400 euros, al tiempo que le exigió que “interrumpa sus vacaciones” y convoque un Consejo de Ministros extraordinario que tome una decisión al respecto.



López recordó que estas ayudas son “lo único que tienen miles de españoles que la están pasando verdaderamente mal".



Por la prolongación y profundización de la crisis económica en España, ya son 1,8 millones de personas que se encuentran sin subsidio de desempleo, de acuerdo con la central obrera Unión General de Trabajadores (UGT, mayoritaria).

Pero no todos los desocupados sin prestación contributiva pueden acceder a este plan, que otorga 400 euros durante seis meses a cambio de que el beneficiario busque trabajo de forma activa.



Sólo lo pueden hacer quienes no tengan ningún otro ingreso que supere el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (641 euros) y aquellos que tampoco hayan recibido algún otro tipo de ayudas.



Juan Antonio Mora, barcelonés de 45 años, recibe los 400 euros y dice que sin esta ayuda estaría en la calle. “Con este dinero puedo pagar una habitación donde dormir, ducharme y poder seguir buscando trabajo”, explica a Télam este ex trabajador del sector hotelero.



“Somos muchas las personas en esta situación. Si cortan las ayudas será un desastre, no quiero ni pensarlo”, añadió, tras relatar que lleva 3 años sin trabajar y sin el dinero que recibe del Estado no podría subsistir.



“En España hay muchas familias que no tienen para comer y necesitan estas ayudas porque la situación de riesgo es importante”, dice por su parte Camila Muñoz, de Palma de Gran Canaria, una desocupada que acaba de solicitar un subsidio para personas mayores de 52 años.



“Una persona sin techo cae en la exclusión y pierde todo, anímicamente es fundamental seguir contando con una ayuda básica que te permita tener donde comer y dormir”, remarca.



Los perfiles de las personas que reciben los 400 euros son variados. Francesca, italiana y bióloga, está desocupada pero aún no agotó su prestación. En cambio, su novio, también profesional y de 28 años, recibió los 400 euros y espera volver a recibirlos en septiembre.



Esta semana se produjo un supuesto “fallo administrativo” que dejó a miles de personas sin la ayuda de agosto.



El gobierno asegura que el problema se subsanó y que la próxima semana la situación estará normalizada, pero algunos beneficiarios denunciaron que tampoco recibieron la ayuda en julio.
Fuente: 
Télam