Viernes, 10 Agosto, 2012 - 17:21

Para el Indec, la inflación para los pobres es 2,6 veces más que para el resto de la sociedad

La variación de precios es mayor para los pobres e indigentes, quienes destinan la mayor parte de sus ingresos a adquirir bienes esenciales.

La inflación para los sectores de menores recursos es 2,6 veces superior que para el resto de la pirámide social, según se desprende de datos de Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).



De acuerdo al organismo, la variación de precios para los pobres e indigentes, quienes destinan la mayor parte de sus ingresos a adquirir bienes esenciales, fue de 15,8 por ciento en julio de 2012 respecto al mismo mes de 2011.



En ese período el Indice de Precios al Consumidor (IPC) -que engloba los gastos de todo el conjunto de familias- tuvo un alza de 5,9 por ciento.



Para el INDEC, el valor de la Canasta Básica Total (CBT) -cuyo valor mide la pobreza- para una familia tipo ascendió en julio a 1.528,57 pesos, con un incremento de 1,4 por ciento respecto de junio.



Desde enero el incremento ascendió a 8,8 por ciento y a 15,8 por ciento contra julio de 2011.

En tanto, el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) -cuyo valor mide la indigencia y está integrada sólo por alimentos- se ubicó en julio a 688,37 pesos, con un alza de 1 por ciento contra el mes anterior.



Respecto de enero el aumento acumulado es de 8,5 por ciento y de 14 por ciento con relación a julio de 2011.



Por sus características, la CBT y la CBA son sensibles a la variación del precio de los alimentos, con mayor impacto en la última nombrada.



En julio para el INDEC los alimentos subieron 0,6 por ciento con fuertes alzas de 2,9 por ciento en verduras y 2,7 por ciento en frutas. Dentro de las verduras los mayores aumentos se dieron en lechuga (14,6 por ciento) y acelga (11,6 por ciento).



El organismo indicó que las bebidas aumentaron 0,4 por ciento y los productos panificados 0,3 por ciento.



La carne aumentó 0,1 por ciento, los productos lácteos y huevos 0,6 por ciento, los aceites y grasas 0,2 por ciento, y azúcar 0,5 por ciento.
Fuente: 
Agencia DyN