Viernes, 10 Agosto, 2012 - 13:52

Ley de Biocidas
Martínez: "Capitanich le dio la espalda a los pueblos fumigados"

Consideró que la promulgación de la ley fue una de las "mayores defraudaciones políticas de la sociedad chaqueña".

El diputado de Libres del Sur, Carlos Martínez, se refirió esta mañana a la decisión del Gobernador Capitanich de promulgar sin modificaciones la Ley de Biocidas sancionada por la Cámara de Diputados a fines de Julio. El legislador calificó al hecho como “una de las mayores defraudaciones políticas a la sociedad chaqueña en los últimos tiempos” y evaluó que “estos son momentos para dar la cara ante los sectores de la sociedad que participaron de los mecanismos democráticos de consulta y fueron ignorados por completo”.



“Estamos frente a una norma que fue sancionada y promulgada contra la opinión de una gran parte de la sociedad civil, contra la participación masiva y el posicionamiento mayoritario en dos audiencias públicas, contra los antecedentes de informes oficiales de impacto en la salud de los agrotóxicos” remarcó Martínez, “a pesar de todo eso tanto los bloques mayoritarios como el Gobernador han decidido sellar esta burla para todo el pueblo chaqueño”



El legislador advirtió que “ha quedado herido el esquema de audiencias públicas en democracia, porque le han robado al ciudadano el valor de su opinión, se han vaciado de contenido los mecanismos democráticos de participación popular” y agregó que “la cuestión de las distancias constituyó la demanda central de los sectores de la sociedad, ambientalistas, vecinos, profesionales de la salud y científicos que concurrieron a la audiencia pública convocada por esta misma Legislatura, las posturas para las fumigaciones aéreas variaban entre los 4000 metros y la prohibición absoluta, y en el caso de las terrestres, a 2000 metros de áreas sensibles”.



En cambio, destacó que la Ley promulgada “le quita toda efectividad a las distancias mínimas legales” y explicó que “desde el momento en que la Ley prácticamente autoriza al Poder Ejecutivo a fijar por decreto las distancias mínimas para cada producto mediante supuestas ‘excepciones’, todo lo que se formule respecto a franjas mínimas de prohibición queda en letra muerta, con lo cual estamos inclusive retrocediendo respecto a la ahora derogada Ley 3378 del año 1988”.



“Lamentablemente estamos hablando de una confirmación de lo que venimos advirtiendo respecto a las políticas ambientales de la gestión de Capitanich” observó Martínez, “esta Ley, junto a la Ley de Residuos Sólidos urbanos, y el hecho de que no existen hoy órganos de aplicación reales para la normativa ambiental bajo la órbita del Ministerio de Ambiente y Planificación dejan en claro que desde el Gobierno no hay interés en avanzar sobre la cuestión ambiental con medidas concretas y efectivas en estos casos puntuales, y ni que hablar de políticas integrales. La única agenda ambiental que se conoce del gobierno provincial es el doble discurso, la defraudación, la falta de control, la complicidad con el agronegocio y el abandonar a su suerte a los pueblos fumigados”.



Sin embargo, el diputado advirtió que “no es momento de quedarnos quietos, esto nos obliga a reforzar los mecanismos de consulta que se van a trasladar seguramente a la calle, a cada uno de los lugares a los que tengamos que ir, no vamos a abandonar a nuestros conciudadanos y a sus familias que padecen los efectos del agronegocio despiadado” e insistió en la necesidad de “pelear por el cumplimiento del artículo 38 de la Constitución del Chaco que dice claramente que no solo es un derecho de los chaqueños el de gozar del ambiente y la salud, sino un deber del Estado protegerlo; sobre esa base vamos a convocar a todos los sectores, los que participan en política –dentro y fuera del Gobierno-, las ONGs y demás organizaciones sociales, a unir fuerzas para lograr con urgencia la modificaciónes legales que aseguren los derechos a la salud, a la vida y al ambiente de los chaqueños, como ha sido tradición de nuestra organización”.