Jueves, 9 Agosto, 2012 - 22:08

Juicio por el crimen de Mariano Ferreyra: Pedraza se negó a declarar

El líder de la Unión Ferroviaria, quien fue uno de los sindicalistas más poderosos del país, dijo hoy que es "empleado", cuando el tribunal le pidió que definiera su ocupación.



El líder de la Unión Ferroviaria (UF), José Pedraza, quien fue uno de los sindicalistas más poderosos del país, dijo hoy que es "empleado" cuando el tribunal que lo juzga por el crimen de Mariano Ferreyra -ante el que se negó a declarar- le pidió que definiera su ocupación, y aseguró que cobraba "25 mil pesos" antes de ser detenido, aunque trascartón confirmó que vive en Puerto Madero.



"Voy a declarar pero lo voy a hacer más adelante", le dijo dos veces Pedraza a Horacio Días, presidente del Tribunal Oral en lo Criminal 21 cuando le preguntó si aceptaba ser indagado por el crimen del que está acusado de ser instigador, junto a otros 16 imputados, entre ferroviarios y policías federales.



Luego se le tomaron sus datos personales y se leyó la indagatoria que dio el 22 de febrero de 2011, cuando fue arrestado, en la que rechazó la acusación y negó que desde la UF se haya armado una organización para cometer delitos.



Con paso cansino, vestido con una camisa blanca y pulóver gris a botones -igual que en la primera audiencia del juicio del lunes pasado-, Pedraza se sentó a las 17.15 a un costado del tribunal, convocado al estrado por su presidente.



"Empleado", contestó, sin precisar actividad ni empleador, cuando Días le preguntó su profesión, lo que generó risas entre el público pues después dijo que antes de su detención vivía en "Azucena Villaflor 679, piso 18, departamento B" en el barrio Puerto Madero -uno de los más caros del país- y que tenía un ingreso mensual de 25 mil pesos.



"Entre los dos ingresos que tenía, mis ingresos eran de 25 mil pesos", detalló.

Nacido en Dean Funes, Córdoba, Pedraza (68) dijo que sus padres -él empleado ferroviario, ella ama de casa- están "desaparecidos".



En los años 80 y 90 Pedraza perteneció a los grupos de gremialistas más poderosos del país y apoyó las privatizaciones de los servicios de trenes impulsadas por el Gobierno de Carlos Menem.



En los 60 Pedraza trabajó en el ferrocarril Belgrano pero en esa década comenzó su actividad sindical que desarrolló hasta la actualidad.



Tras la recepción de los datos personales, el tribunal leyó la indagatoria que Pedraza dio ante la jueza de instrucción Wilma López cuando fue detenido.

"Rechazo categóricamente los hechos que se me imputan. No hubo una organización premeditada para cometer delitos", había dicho sobre el ataque de la patota de la UF en Barracas a empleados tercerizados que reclamaban formalidad laboral y contaban con el apoyo del PO.



Relató que se enteró de la muerte de Ferreyra por televisión durante el congreso "Latinrieles" que se estaba desarrollando en la sede de su gremio con el entonces secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi.



"Mis muchachos no se van a meter", le dijo a Schiavi sobre el corte de vías que sabía que iban a hacer los tercerizados. "Me parece muy bien", le habría respondido Schiavi, imputado en las causas de la tragedia de Once, de la tarjeta SUBE y de las dádivas que habrían otorgado empresarios a funcionarios.



Pedraza sostuvo que el PO tenía un interés político en el gremio. "El PO tenía el propósito de ingresar 150 personas. Con eso podían conformar listar y ganar espacio político", dijo.



El sindicalista, hoy alineado en la CGT oficialista (bautizada CGT Balcarce) y a cargo de su gremio desde 1994, dijo que la organización defendía a los tercerizados a que ingresen a los ferrocarriles.



Negó conocer a Gabriel Sánchez y Cristian Favale, acusados de ser los autores de los disparos, y dijo que a Pablo Díaz, quien manejaba la patota en el lugar del hecho, lo conocía de vista.



Respecto de Favale agregó que "estaba todos los días en Constitución para ingresar", en referencia a pedidos de trabajo.



En otro tramo de su declaración, Pedraza admitió conocer desde 1985 al ex agente de la SIDE Juan José Riquelme. "Nos armaba reuniones con militares", dijo el sindicalista.



Riquelme es quien figura como una de las personas que armó con Pedraza el intento de pago de coimas a jueces de la Cámara de Casación para liberar a los primeros siete detenidos del caso y así mejorar su propia situación.



"Gracias, buenas tardes", dijo Pedraza al terminar la lectura, con lo que concluyó la audiencia y el juicio se reanudará el próximo lunes a las 10 con las indagatorias del resto de los acusados.



Junto con Pedraza están acusados y detenidos el secretario administrativo del gremio, Juan "Gallego" Fernández, y otros 8 ferroviarios, por el crimen de Ferreyra y otras tres personas que fueron heridas de bala el 20 de octubre de 2010.



A ello se suman siete oficiales de la Policía Federal acusados de liberar la zona en la que se produjeron los hechos y no evitar el ataque.



La jornada de hoy -la tercera- se inició con el informe del Servicio Penitenciario Federal (SPF) de que le pidió a la Justicia autorización para que los acusados Favale, Claudio Alcorcel y Jorge González salieran de prisión para participar de una actividad cultural organizada por la agrupación kirchnerista "Vatayón Militante".



Sin embargo, el tribunal agregó que la autorización no fue dada porque le llegó a destiempo, recién el 21 de mayo, cuando las actividades eran el 5 y 6 de ese mes en la Academia Penitenciaria "Roberto Pettinato", en el barrio de San Telmo.



Luego el juicio transcurrió con la exhibición de videos de los momentos previos al homicidio y la difusión de las grabaciones de los contactos entre personal de los patrulleros de la Policía Federal desplegados en la zona con el comando central, en los que se escucha la orden de "mantener una vigilancia discreta" sobre la gente del PO y tercerizados.



"Los seguimos porque con los del Partido Obrero siempre nos dicen una cosa y hacen otra", se escucha en otro tramo.



El abogado de Fernández, Alejandro Freeland, le pidió al tribunal digitalizar imágenes de un video exhibido en el juicio para determinar si la persona que aparece usando una gomera es Mariano Ferreyra.



Fuente Agencia DyN