Jueves, 9 Agosto, 2012 - 21:16

Lo auditará Kiciloff
La Presidente advirtió que el sector petrolero tendrá que ofrecer naftas con precios igualitarios

"Para que no suceda que algunas empresas sólo se queden con la parte premium del negocio", agregó e YPF tenga la obligación de abastecer al resto del mercado.

La presidenta Cristina Fernández advirtió hoy que los combustibles deberán tener "precios igualitarios" y que estarán auditados por la comisión que encabeza el secretario de Programación Económica, Axel Kicillof, creada a partir del decreto 1277.



A su vez anunció un aumento de 300 por ciento en el precio del gas en boca de pozo para las empresas, con lo cual el metro cúbico pasará de 0,15 a 0,60 pesos, pero sostuvo que el incremento no llegará en forma plena a los consumidores.



"Los precios van a tener que ser igualitarios para igual calidad de productos para todos", señaló la mandataria en referencia al precio de las naftas esta tarde al hablar durante la inauguración de una planta de refinación de petróleo propiedad de YPF, ubicada en la localidad bonaerense de Ensenada.



Fernández definió de esta forma uno de los objetivos que perseguirá la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburífera (CPCE), que fue creada por vía del decreto 1277 que reglamentó la Ley 26.741 que definió la reestatización de YPF.



La Presidenta marcó la necesidad de que el precio de los combustibles tengan un "precio igualitario" para que no suceda que "algunas empresas sólo se queden con la parte premium del negocio" y le dejan a YPF la obligación de abastecer al resto del mercado.



Sobre el aumento del precio del gas en boca de pozo para las empresas que pasó de 0,15 a 0,60 pesos, alertó que "no es un regalo" sino que se concederá a cambio de planes de inversión.



En ese sentido enfatizó que: "Así como tomamos decisiones de este estilo también podemos tomar de las otras si no nos cumplen".



Precisó que el aumento le reportará a las compañías "una rentabilidad adicional de 998 millones de pesos y a las provincias ingresos adicionales por 119 millones". Fernández habló en la inauguración de una planta refinadora de petróleo propiedad de YPF, que tuvo una inversión de 1.429 millones de pesos (entre la gestión REPSOL y estatal), de los cuáles 420 millones fueron puestos por el Estado nacional a través del programa Refino Plus.



Esta nueva planta permitirá un aumento de 13 por ciento en la producción de naftas y sustituirá importaciones por unos 180 millones de dólares.



La Presidenta anunció además la instalación de 18 módulos de abastecimiento social que utilizan energía solar y que serán levantados en sectores del país alejados de surtidores convencionales.