Jueves, 9 Agosto, 2012 - 07:28

Continúa la polémica con Argentina
Uruguay pide entrar a la Alianza del Pacífico

El canciller Luis Almagro confirmó que su país inició gestiones para participar como "miembro observador"

El bloque los integran Chile, Perú, Colombia y México. "No viola las normas del Mercosur", aclaró.



Los roces que en los últimos meses resquebrajaron la relación entre la Argentina y Uruguay llevó al gobierno de José "Pepe" Mujica a elaborar nuevas estrategias de alianzas, para reemplazar aquellos sectores de la economía afectada, principalmente, por las medidas restrictivas al comercio exterior aplicadas por el gobierno argentino.



Por eso, el anuncio del canciller Almagro de que el país pidió el ingreso "como observador" a la Alianza del Pacífico abre un nuevo capítulo, y pone un signo de interrogación hacia el futuro, tanto en la relación Uruguay – Argentina como en el Mercosur.



Almagro dijo al diario El Observador que el Mercosur sigue siendo "prioritario" pero que el país debe diversificarse y abrirse al resto de América Latina.



El ministro aclaró que la participación como observador
"no viola ninguna normativa del Mercosur". "Uruguay apunta a fortalecer sus vínculos económicos, comerciales y estratégicos con los demás países de Latinoamérica", insistió.



Uruguay inició el mes pasado su acercamiento hacia el nuevo bloque del pacífico, con una misión encabezada por el propio Almagro a Perú, para avanzar en un acuerdo comercial.



Ahora, se gestionó con las cancillerías del Pacífico el ingreso de Uruguay a ese nuevo bloque para lo cual el ministro firmó las cartas que presentarán los embajadores para iniciar ese trámite.



"Es un acercamiento estratégico muy importante para Uruguay abriéndose al Pacífico, que si uno ve las corrientes comerciales tiene un potencial muy grande", dijo ayer el funcionario.



No es la primera vez que Uruguay busca caminos alternativos a su posición en el Mercosur. De hecho, la administración de Mujica ha planteado en reiteradas ocasiones sus críticas a la posición dominante de Argentina y Brasil, que imponían sus decisiones al resto de los miembros del bloque.



Por eso, según trascendió, el propio Mujica confía en que el ingreso de Venezuela rompa con esa hegemonía, y permita un mayor dinamismo en el bloque regional.
Fuente: 
Infobae.com