Miércoles, 8 Agosto, 2012 - 17:36

En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas
Amnistía Internacional reclamó al Gobierno argentino que "cese su política de exclusión de las comunidades indígenas"

Según la entidad hay una "brecha alarmante" en Argentina entre los derechos de los pueblos originarios y su cumplimiento efectivo. Pidieron "fin a los desalojos".





Amnistía Internacional advirtió hoy que hay una "brecha alarmante" en Argentina entre los derechos de los pueblos originarios aprobados en leyes y su cumplimiento efectivo, por lo cual reclamó al gobierno que incremente su compromiso, ponga fin a los desalojos y entregue los títulos de propiedad comunitaria.



El organismo reclamó en un informe que el Estado "cese su política dirigida a excluir a las comunidades de sus territorios" ya que ello "amenaza su supervivencia y viola sus derechos a la vida, al desarrollo, a la cultura, a la alimentación y a la salud".

La directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, Mariela Belski, dijo en ese sentido que "los intereses económicos estatales, los proyectos agropecuarios y de industrias extractivas en todo el territorio nacional, así como la cesión de tierras indígenas a particulares o instituciones, la ocupación por familias criollas y la creación intempestiva de parques nacionales conforman una política de expulsión".



El informe, presentado en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas, que se celebra mañana, sostuvo que Argentina "ha realizado pasos importantes a nivel normativo para reconocer los derechos de los pueblos indígenas en el país".

Entre esos pasos, Amnistía se refirió a la reforma constitucional de 1994 que reconoció el derecho de los pueblos indígenas a la propiedad y posesión de sus territorios tradicionales.



Asimismo, en el 2006 "se sancionó la Ley Nacional 26.160, que inició un proceso de regularización de las tierras. Esta ley suspendió los desalojos de comunidades indígenas y dio plazo al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) hasta noviembre de 2013 para que realice un relevamiento de sus tierras".



De todos modos, sostuvo, "en los últimos años los desalojos forzosos a comunidades han proliferado. En Formosa, Neuquén, Salta y Tucumán, por dar algunos ejemplos, la política de expulsión fue acompañada por una violenta represión estatal contra comunidades asentadas en sus territorios, que se ha cobrado la vida de indígenas".



"Junto con la connivencia del poder político y el poder judicial, se han activado procedimientos penales para perseguir y criminalizar a los líderes y miembros del grupo aborigen y así acallar sus reclamos", advirtió.



"La brecha que existe en Argentina entre la normativa y la práctica es alarmante", sostuvo el informe.



Amnistía expresó su preocupación por "la manera inconsulta en que se ha avanzado con la redacción del anteproyecto de reforma de los Códigos Civil y Penal, por lo que insta al Estado a que inaugure un proceso de debate amplio, plural e interactivo, que regule instancias de participación indígena".

El organismo anunció que iniciará una colecta de firma para reclamar a los gobiernos nacional y provinciales que "pongan fin a los desalojos" y "entreguen a los pueblos indígenas los títulos de propiedad de sus tierras ancestrales".



Fuente Agencia DyN