Miércoles, 8 Agosto, 2012 - 08:38

Analizó el panorama económico
Bolatti: "Los pronósticos son más negativos que la realidad"

El diputado provincial por el Frente Grande hizo un análisis el envío de fondos de coparticipación, las políticas proteccionistas de Nación, la sequía en el agro y las estatizaciones.

Desde el Frente Grande, el diputado Fabricio Bolatti quien además preside la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la legislatura chaqueña,
aportó su visión sobre la situación económica y financiera de la provincia y del país, resaltando algunos aspectos fundamentales.

"Son innegables las adversidades en las que se desenvuelve nuestra economía en estos tiempos y la relación directa que las finanzas públicas tienen con el nivel de actividad económica, ya que constituyen la fuente de ingresos del Estado, sin embargo los pronósticos y datos que a diario se difunden son mas negativos que la realidad".





SITUACION NACIONAL

Al respecto el diputado consideró: "Independientemente de la existencia de múltiples problemas y desafíos que enfrenta el gobierno nacional para continuar por la senda del crecimiento con inclusión social, creemos necesario destacar algunos muy significativos que se relacionan directamente con la situación económica actual:



La crisis internacional que llegó a nuestras puertas y presiona el superávit de la balanza comercial demanda políticas proteccionistas de la industria nacional y del empleo argentino, las que son tomadas buscando promover la sustitución de importaciones y la necesidad de importar combustibles ante una mayor demanda producto del crecimiento del país y por la falta de producción de las empresas petroleras – ejemplo Repsol YPF -. 



Esto originó en el año 2011 la necesidad de importaciones por encima de los 11.000 millones de dólares, situación que se mantiene en el corriente año y que fue principal fundamento para la recuperación por parte del Estado del manejo de YPF. La intencional desinversión del grupo Repsol provocó una caída de la producción de energía y generó al país un problema de abastecimiento que llevará años solucionarlo por completo, pero que con la recuperación del manejo de YPF por parte del Estado, con las medidas tomadas y con el plan de inversión lanzado, la solución se comenzó a ver.



El impacto negativo de la sequía que afecto a gran parte de la superficie agropecuaria, provocando alrededor del 40% menos de producción que años anteriores, afectando la recaudación impositiva y el ingreso de divisas, además de generar la necesidad de asistencias por parte de los gobiernos al sector afectado, constituye también una causa fundamental.


El pago de la deuda pública originada por gestiones anteriores.



Los primeros días de agosto se pagaron más de 2.200 millones de dólares de la última cuota del Boden 2012. Es importante resaltar el proceso de desendeudamiento que desde el año 2003 se viene ejecutando, que redujo la deuda pública nacional del 124 por ciento del PBI en año 2002 al 41 por ciento a fines del año 2011 y que al decir de Néstor Kirchner "No podemos seguir pagando la deuda a costa del hambre y de la exclusión de los argentinos", fue reducida con buenas negociaciones y con la afectación del superávit y reservas generadas con el crecimiento y recuperación de la economía.





SITUACION PROVINCIAL: LA REALIDAD DE LA COPARTICIPACIÓN



Seguidamente podemos ver los números de las trasferencias de recursos nacionales a la provincia del Chaco, su comparación con el año anterior y finalmente con lo presupuestado para el corriente año, que si bien no lucen la holgura de años anteriores, tampoco expresan una situación desesperante. Ver imágenes en la Galería.





Podemos observar que la provincia recibió al 31 de julio más del 23% de ingresos que los recibidos en igual período del año 2011. Porcentaje que en términos generales coincide con los recursos presupuestados para el corriente año, alcanzando así y en términos generales, las pautas fiscales utilizadas para el diseño del presupuesto 2012.





PERSPECTIVAS


El Gobierno Nacional trabaja para corregir y solucionar los problemas que se generan en el plano económico con una visión inclusiva desde lo social, protectora de los intereses nacionales y sin perder independencia y soberanía en las decisiones, más bien incrementarlas en forma permanente. Este criterio político es el que permitió a nuestro país mejorar significativamente el nivel de vida de su pueblo. Ante un escenario adverso el gobierno apuesta a la inversión pública, a las políticas proteccionistas, al cuidado y generación de empleo y al manejo de las variables y recursos estratégicos. De esta manera se toman medidas para proteger la industria y el empleo nacional, para recuperar la soberanía energética a través de la nacionalización de YPF, al acompañamiento al sector productivo para afrontar una nueva campaña agrícola, al cumplimiento de los compromisos externos asumidos por gestiones anteriores sin aplicar medidas de ajuste, etcétera", finalizó el legislador.



Por esta política y sus efectos es que las perspectivas en un corto y mediano plazo son muy alentadoras y permiten imaginar que el camino del crecimiento con inclusión va a continuar y que los gobiernos provinciales y municipales van a ver mejorados sus ingresos, tal como pasó en la crisis del año 2009, cuando los agoreros de la crisis hablaban del fin del modelo y sin embargo vinieron dos años de un importante crecimiento.



Entendemos que este es el camino, que los problemas siempre están pero que hoy tenemos un gobierno que trabajan para solucionarlos desde la justicia social, la independencia económica y la soberanía nacional.