Martes, 7 Agosto, 2012 - 20:22

Ciccone, Boudou, la famosa "maquinita" de imprimir billetes y el costo político oculto de la inflación

"Sin cadáver no hay homicidio" y éste parecería ser el espíritu de la Exposición de Motivos del Proyecto de Ley para expropiar la ex Ciccone.

Dicen los abogados penalistas que "sin cadáver no hay homicidio" y éste parecería ser el espíritu de la Exposición de Motivos del Proyecto de Ley para expropiar la Compañía de Valores Sudamericana (ex Ciccone), que parece destinado a que el affaire Boudou sea una materia en abstracto para los jueces y que caiga en el olvido de la opinión pública.



Los argumentos que acompañan al Proyecto son de algún modo risibles, ya que se basan en declarar la necesidad de que el Estado "recupere" la capacidad de fabricar dinero circulante, una potestad que hasta hace unos días los funcionarios estaban de acuerdo en tercerizar.



Luego, se dice que la Casa de Moneda "ha demostrado contar con la capacidad y con los recursos humanos necesarios para tener a su cargo la tarea de imprimir moneda" y se agrega que "este paso la fortalecerá indudablemente".



Si es así, ¿por qué motivo cuatro renglones más adelante se asegura que la empresa que hoy maneja Alejandro Vanderbroele es el "único" establecimiento del país "con capacidad técnica suficiente para el proceso de impresión de billetes imprescindible para la circulación monetaria"? Hay varias preguntas más a responder desde lo jurídico, desde lo político y también desde lo operativo, pero una sola que nadie se plantea en el Gobierno porque desarma muchos argumentos económicos: ¿no será mejor autorizar la emisión de billetes de mayor denominación, sin necesidad de buscar esta salida con argumentos tan retorcidos que hace pensar en que se trata de una tapadera para Boudou? Ocurre que darle vía libre a esta posibilidad y que los billetes sean de $ 200, por ejemplo, sería recuperar la "capacidad técnica suficiente", pero nada más ni nada menos que reconocer el proceso inflacionario. Sobre llovido, mojado.
Fuente: 
Agencia DyN