Domingo, 5 Agosto, 2012 - 18:55

Desarrollo Social quiere organizar en cooperativas a los trabajadores del basural

La ministra Beatriz Bogado mantuvo un encuentro con funcionarias del Municipio de Resistencia para empezar a diseñar un plan de acción.

La ministra de Desarrollo Social, Beatriz Bogado, mantuvo una reunión con funcionarias de la Municipalidad de Resistencia encabezadas por la secretaria de Desarrollo Social e Inclusión, Patricia Kaenel, para empezar el diseño de un plan de abordaje conjunto con las familias que viven de la clasificación y venta de residuos.



Con la Ley de Residuos Sólidos Urbanos como horizonte, el encuentro sirvió en primera instancia para repasar el trabajo que vienen realizando Provincia y Municipio, articular también con otras comunas del Área Metropolitana y lograr dar respuestas integrales a las familias.



“La idea primaria es organizar a los trabajadores en sistema de cooperativa”, sostuvo Bogado para recordar Bogado que desde la cartera conduce se cuenta con un relevamiento socio-económico de las familias que obtienen ingresos de la venta de residuos del basural ubicado en la capital chaqueña.




Como las familias que realizan esta actividad no se domicilian todas en Resistencia, el objetivo es que los demás municipios intervengan en el diseño y la ejecución de este plan integral.



“Ya conversamos con el intendente de Fontana, Antonio Rodas, existe el compromiso de participar del jefe comunal de Vilelas, Marcelo González, y también se hará extensible la invitación a Alicia Azula, intendenta de Barranqueras”, indicó la máxima responsable de la cartera social.



Bogado señaló que los encuentros continuarán en esta semana y el propósito es aunar tanto criterios de intervención como recursos de manera tal de resolver cuestiones coyunturales en primera instancia y luego los temas de fondo.







RELEVAMIENTO



Desarrollo Social realiza hace tiempo un trabajo que apunta a incluir a estas familias en algunas de las líneas de intervención de la economía solidaria. En esa
línea, se trabajó en la organización de los trabajadores en pequeñas unidades productivas para el otorgamiento de microcréditos.




En paralelo, intervino también la Unidad de Seguimiento Nutricional, espacio interministerial coordinado por Desarrollo Social, para concienciar sobre los daños a la salud que acarrea a adultos y niños la exposición y contacto con los desechos a la par de constatar si existe déficit nutricional en niñas y niños.



También se constató si las niñas y niños permanecen en el sistema educativo formal, y si realizó el acompañamiento a la familia para la vuelta de la niña o el niño a la escuela y se efectuaron las gestiones ante la cartera educativa para tramitar becas o kits escolares.