Jueves, 2 Agosto, 2012 - 15:42

El Gobierno Provincial se propuso como meta para el 2015 reducir la mortalidad infantil a 8,5 por mil

Se fijó además la reducción de la tasa de mortalidad materna a 3,5 por cada 10 mil y de embarazo adolescente a 4,0 por cada mil.

El gobierno provincial fijó como meta para el 2015 la reducción de mortalidad infantil a 8,5 por mil, la tasa de Mortalidad Materna a 3,5 por cada 10 mil y de embarazo adolescente a 4,0 por cada mil. Así quedó plasmada en el acta acuerdo con el Ministerio de Salud de la Nación que rubricaron esta mañana el gobernador Jorge Capitanich, el ministro de Salud Pública, Francisco Baquero, y el viceministro de la cartera sanitaria de Nación Máximo Diosque.



En el evento que tuvo lugar en la Isla del Cerrito, el gobernador explicó que en materia de salud, la provincia trabaja con metas ambiciosas, las que ya tiene un cumplimiento parcial. En este sentido indicó que logró un incremento en la asignación relativa de los recursos del presupuesto de Salud: del 6,36 por ciento al 10,36. “Lo que implica un esfuerzo desde el punto de vista fiscal y financiero; además conlleva maximizar las fuentes de financiamiento”, señaló.



En este sentido, el primer mandatario hizo referencia al plan de Reducción de Mortalidad Materno infantil, en mujeres y adolescentes. El cual fue adoptado por la provincia en el 2009 con el objetivo de trazar metas de trabajo específicas que permitan mejorar el sistema sanitario provincial.



En esta oportunidad, el gobernador destacó que el programa de infraestructura sanitaria es “muy ambicioso”. Y enumeró otras metas como ser: 37 nuevos hospitales, 72 nuevos centros de salud, radicación de nuevos profesionales en lugares distantes de la provincia, adquisición de nuevas ambulancias, más equipamiento y mobiliario. “Los desafíos son múltiples y vamos a trabajar porque hemos sobre cumplido todas las metas propuestas hasta el momento” detalló Capitanich.



Por otra parte, el mandatario provincial informó que se trabaja sobre el reintegro al Estado por parte de las obras sociales en lo que respecta a la atención de sus afiliados en los sistemas de salud pública. Para esto, el gobierno planteó a la Superintendencia de Seguros de la Nación, sobre las transferencias indemnizatorias por los accidentes viales que van directamente a las familias y no hay recupero por parte del Estado, cuando las personas fueron atendidas en hospitales públicos.



“Logramos a partir de las políticas públicas mayor equidad, y que cualquier paciente acceda a la mejor atención sanitaria, sin importar sus recursos económicos. Lo que garantiza un rol preponderante e insustituible del estado”, concluyó.



POLÍTICAS SANITARIAS MÁS EQUITATIVAS



En su oportunidad, el viceministro, también secretario de Promoción y Programación Sanitaria, destacó la superación de los objetivos fijados en el periodo 2009-2011. “Estos logros en la disminución de los indicadores sanitarios en mortalidad marcan una base para el futuro, y plantea el desafío provincial de cara al 2015”, remarcó.



Además, realzó la implementación de regionalizaciones y el armado de redes experimentales que optimizan el funcionamiento del sistema sanitario. “Son objetivos que se cumplen pero tenemos que avanzar en las relaciones políticas para que esta red se afiance en el tiempo”, manifestó Diosque.



El representante nacional expresó que la unión entre los ministerios de Salud Pública de la Nación con la provincia es “exitosa”. Y citó que las provincias del Nordeste y Noroeste argentino, que son las más comprometidas económicamente, disminuyeron desde el 2003 a la fecha en un 50 por ciento los índices de mortalidad infantil. “Esto habla de un país más equitativo, de un compromiso de asumido por las provincias y acuerdos nacionales, como ser la Asignación Universal por Hijo, Plan Nacer, entre otros, que acompañan los objetivos propuestos en las provincias”, concluyó.



La idea central de esta jornada, es que el plan de trabajo haga hincapié en la realidad local, identificando las causales que generan mortalidad materno-infantil, de la mujer y la adolescente en la provincia de Chaco, considerando especialmente el contexto, su geografía, historia y situación sanitaria. En este contexto, se elaboró una planificación con propuestas concretas aplicables a la provincia.



DETALLES DEL PLAN DE ACCIÓN



El Plan para la Reducción de la Mortalidad Materno Infantil, de la Mujer y la Adolescente busca reducir la mortalidad infantil, en sus dos componentes: neonatal y postneonatal; y la materna, causada por hemorragia, sepsis, hipertensión y complicaciones post aborto; el embarazo adolescente no planificado y la incidencia y mortalidad por cáncer cérvico uterino. Para eso, se focalizará en los procesos de gestión, recursos humanos, insumos e infraestructura, que resulten un obstáculo para la correcta atención de la población en la provincia.



En la ocasión, el equipo de Salud de la Nación estuvo integrado por el subsecretario de Salud Comunitaria, Guillermo González Prieto; funcionarios y equipos técnicos de las direcciones de Medicina Comunitaria y Maternidad e Infancia, y de los programas de Salud Integral en la Adolescencia, de Prevención del Cáncer Cérvico Uterino y de Salud Sexual y Procreación Responsable del Ministerio de Salud de la Nación, entre otros.



Del ámbito local participaron los subscretrarios de Salud, Rafael Sabatinelli; y de la Atención de la Salud, Mirtha Atrio; además de los representantes de cada uno de los servicios sanitarios.